25 maneras de calmar mis nervios

1. Da un paseo de 10 minutos. Esto ayudará a que su cuerpo se relaje y libere la energía que puede estar provocando su ansiedad.

2. Escuche algo de música o un CD de relajación. Esto lo ayudará a distraerse de pensar en sus factores estresantes actuales.

3. Detener los pensamientos obsesivos. Mantenerse ocupado tanto como sea posible fuera de su hogar es aún mejor para evitar aburrirse.

4. Deja de hablar de tu pasado. Si es necesario, busque asesoramiento para obtener ayuda profesional. Poco después trata de seguir adelante con tu vida y dejar atrás tu pasado.

5. Respira lentamente. Esto le ayudará a aliviar parte de la tensión que está experimentando en cuestión de minutos.

6. Cuenta hasta diez. Esta técnica puede ayudarlo a mantenerse enfocado y evitar decir o participar en comportamientos inapropiados de los que luego se arrepentirá.

7. Usa afirmaciones positivas. Hablar contigo mismo siempre es una herramienta útil de cuidado personal en la que puedes confiar cada vez que quieras evitar un ataque de nervios o perder el control de tus sentimientos.

8. Sea amable consigo mismo. Evita menospreciarte o ser negativo, ya que esto solo te estresará más.

9. Duerme o toma una siesta. El descanso es importante a la hora de cuidar el propio cuerpo. Cuando te cansas, te vuelves irritable y estresado, lo que puede provocar problemas de salud.

10. Habla con un amigo o familiar. Compartir los factores estresantes con personas en las que puede confiar ayuda a aliviar la tensión y puede llevarlo a encontrar una solución.

11. Evite la cafeína. La cafeína es un estimulante y puede provocar un aumento de la ansiedad.

12. Obtenga un masaje corporal: esto es bueno para la tensión muscular. Sus músculos pueden estar tensos, lo que conduce a más estrés.

13. Gestión del tiempo: priorice y use su tiempo sabiamente. Haz lo que puedas con el tiempo que tienes en orden de importancia y continúa cuando puedas.

14. Evite tener prisa. Es un mal hábito que puede llevar a tener problemas de ansiedad en el futuro. También es un factor estresante innecesario que uno puede evitar.

15. Deja de trabajar tan duro. Siempre debe tratar de equilibrar su vida cuando se trata de su familia y trabajo. Demasiado trabajo puede llevar a serios problemas de salud y no tener suficiente tiempo personal puede llevar a problemas de relación y problemas emocionales severos incluyendo ansiedad y depresión.

16. Pida ayuda. Puede ser útil recibir apoyo y/u obtener consejos de familiares y amigos durante un momento difícil y estresante.

17. Haz algo divertido. La diversión siempre es buena para el estrés y la vida en general.

18. Vive hoy y planifica para mañana. Tómelo un día a la vez para evitar sobrecargarse con demasiadas preocupaciones y/o planes que pueden esperar para otro día.

19. Escribe en un diario. Comparta lo que tiene en mente y los sentimientos que pueda tener para ayudar a sacarlos de su pecho.

20. Ríete o sonríe más. Esto es algo relajante que hacer y ayuda a mantener un buen humor y una actitud positiva. Mire un programa divertido, una película o vaya a un club de comedia cerca de usted.

21. Elige sabiamente tus batallas. Aprenda a ignorar o dejar de lado las cosas pequeñas. (por ejemplo, perder dinero, artículos, olvidar cosas, personas problemáticas, etc.) Si no vale la pena y puede ignorarse, hágalo y no mire hacia atrás.

22. Limpia tu casa. La limpieza y la organización pueden ser muy buenas para el estrés y la comodidad. También lo ayudará a mantenerse ocupado y mantenerse al día con su hogar.

23. Sea optimista. Deja de ser negativo, ya que esto es algo muy estresante para uno mismo todo el día, todos los días.

24. Deja de intentar ser perfecto. Nunca nada es ni será. Esto solo proporciona falsas expectativas, lo que lleva a que uno se estrese demasiado por ciertas situaciones.

25. Deja de intentar tener siempre el control. Aprende a relajarte y haz lo que puedas. Ser capaz de aceptar lo que uno puede y no puede controlar no es fácil, pero también ayuda cuando se trata de factores estresantes cotidianos. Este es también un ejemplo de uno que elige sus batallas.

Escrito por: Tamara A. Monell, LMHC

Fecha: 11-06-07

Deja un comentario