a cambio de nada pelicula musica

Semeja patraña que Daniel Guzmán, actor mucho más popular por los papeles cómicos en series como Aquí no existe quien viva (Iñaki Ariztimuño, Alberto Caballero, 2003-2006) que por sus aventuras como directivo , apareciese en Málaga con una ópera delgada que indudablemente fué lo destacado del año vigente del cine español. Este cine, teñido, contagiado de una contingencia que alardea de lo destacado de la filosofía de españa 1. Este cine a medio sendero entre la comedia costumbrista, que con rechistes deja entrever la herida pasada, todavía abierta, y que a través de la catarsis procura sanar; y entre la responsabilidad de un alegato que procura, no sé si política o filosóficamente, repensar nuestra historia, y ensalzarla para devolver el sentido a un cine que lejos de una intención nacionalista, es por mi gusto una joya (como lo que valora la humildad de una hermosura que no desea o no se atreve a resaltar).

En esta intersección está En lugar de nada. Sospecho, y no sé si lo logró Guzmán, que la vida es aguardar algo a cambio (quizá de ahí que estén las haz, religiones, impulsos místicos, el karma) pero ¿qué aguardar? No sé si tomarme así ese título “En lugar de nada”, pues la vida es posible que sea un recorrido, un momento eterno donde dejarse llevar, y no aguardar algo, sencillamente vivir la vida que poseemos entre las manos. A o sea a eso que se dedica Darío, joven cuya quiebra de identidad viene marcada por una situación de la que recientemente se charla poco a poco más: el mal comprensión entre progenitores divorciados, y que da rincón indudablemente a una quiebra de valores en los hijos, más que nada en ese lote convulso como es la adolescencia. Darío, se ve perjudicado por esa incapacidad de toma de resoluciones como es la pubertad, y mucho más en el momento en que está en la mitad de una tensión familiar que le cierra los ojos, y le abre una sola vía: irse de casa. Es en el instante en que escoge salir de la unidad familiar (ahora rota), en el momento en que actúa sin ley, inconsciente, prematuro, en una sociedad de testera, de hurtos, chapuzas y corrupciones. Y a lo único que se marcha a coger es a eso que le dé algo de seguridad y símbolo de valor y valentía, como es el mecánico que birla motocicletas para venderlas, y al dinero, que es el peso o la pesadilla de una sociedad que no puede ni sabe de qué manera tener bastante autovaloración sin ella. Me hago una pregunta, ¿quién va a devolver la autovaloración a España si no es una restauración de la crisis financiera y la bajada de la tasa de paro? ¿Cuál es el valor a abonar? (El eco es: En lugar de nada).

En lugar de nada Una historia de vecindario

Ficha Película: En lugar de nada. Dirección y guion: Daniel Guzmán. Interpretación: Miguel Herrán, Antonio Bachiller, Antonia Guzmán, Felipe García Vélez, Luis Tosar, María Miguel, Miguel Rellán. Productora: El Niño Producciones / La Rivalidad / La Mirada Obliqua / Ulula Largos Fotografía: Josu Inchaustegui País: España. Año: 2015. Duración: 93 min. Género: Drama Distribuidora: Warner Bros. Pictures International España. Estreno en España: 8 mayo 2015. No sugerida para inferiores de 12 años.

Síntesis Darío (Miguel Herrán), un chaval de dieciséis años, diviértete con la vida con Luismi (Antonio Bachiller), su vecino y amigo del alma. Sostienen una amistad incondicional, se conocen desde el instante en que tienen empleo de razón y juntos descubrieron todo lo saben de la vida. Darío padece la separación de sus progenitores (Luis Tosar y María Miguel) y escapa de casa, huyendo de su infierno familiar. Comienza a trabajar en el taller de Caralimpia (Felipe García Vélez), un viejo criminal con envoltura de ganador, que le enseña el trabajo y los resultados positivos de la vida. Darío conoce además de esto a Antonia (Antonia Guzmán), una anciana que recopila muebles dejados con su motocarrro. Con ella revela otra forma de ver la vida. Luismi, Caralimpia y Antònia se transforman en la novedosa familia en un verano que les cambiará la vida.

Deja un comentario