a desalambrar autor música y letra

En el momento en que solamente estábamos comenzando a digerir la desaparición de Coriún Aharoniano, la desaparición –esa señora a la que el Sabalero tan precisamente le hacía falta el respeto– decidió asomarse para dejarnos considerablemente más pobres, no solo a sus compañeros de Brecha, sino más bien en Uruguay entero. Vaya ahora este otro triste espacio, el que deseábamos que jamás va a llegar, el destinado a despedir y homenajear a nuestro amado Daniel Viglietti.

Los últimos mensajes de Daniel fueron urgentes: “Acabo de llegar de La Higuera a Vallegrande” –escribía–, y unos días después: “Estoy saliendo de Vallegrande a Santiago, de ahí Valparaíso a cantar en una escuela y después en el Congreso a recibir un homenaje y almuerzo”. Y algo después: “Yo, tras el Che Guevara en Bolivia, de vuelta a Santiago, cantando y respondiendo entrevistas. Lo de Coriún, si bien lo sabíamos ineludible, fue muy profundo. La novedad nos llegó en la mitad de los trabajos, fue durísimo. En la mitad del acto central de masas del 9 de octubre en Vallegrande, con presencia de Evo Morales y García Linera, me ingenia por refererir la partida de Coriún en la coincidencia de fecha”.

Camilo Torres

Fue nuestro Jara el que extendió la obra de Viglietti alén de las fronteras uruguayas: en el increíble Coloco en tus manos abiertas (1969) interpretó “Camilo Torres” (asimismo llamada Cruz de luz), el homenaje al sacerdote-guerrillero colombiano, y A desalambrar, que desde ese momento se transformaría en un himno de las izquierdas sudamericanas. Su letra, comunista de raíz campesina, sintetiza de manera perfecta la ethos la obra de Viglietti: ceder con ambigüedad poética para ganar en concreción programática.

Con Jara, las canciones de Viglietti, aparte de internarse en un territorio mucho más complejo (un territorio donde cabía una sensibilidad, en este momento sí, poética como la de “Te recuerdo Amanda”), ganaban en expresividad y en emotividad. De ahí que, y no solo por el trágico final de Jara, estas ediciones han pervivido.

La memoria precisa. Juanjo Anaya. 14 canciones. diez€

1. COPLERAS DEL PRISIONERO. Armando Tejada (letra) y Horacio Guarany (música) 2. EN LA PLAZA DE MI PUEBLO. Habitual 3. Te Recuerdo Amanda. Victor Jara (letra y música) 4. HASTA SIEMPRE PEDIDO. Carlos Puebla (letra y música) 5. VENEZUELA. Pablo Herrero y Jose Luis Armenteros. 6. A ESMALLAR. Daniel Viglietti. 7. CANCIÓN PARA MI AMÉRICA. Daniel Viglietti. 8. YO TE NOMBRE LIBERTAD. Paul Eluard (letra). Gian Franco Pagliaro (música) 9. VERDE, BLANCA Y VERDE (LA VERDIBLANCA). Carlos Cano. diez. XÁMAME EN CUBA. Combatientes argentinos en el penalti de Rawson. 11. EL NECIO. Silvio Rodriguez. 12. CANCIÓN CON TODOS. Armando Tejada (letra) y César Isella (música). 13. JUAN SIN TIERRA. Victor Jara. 14. EL PASO DEL ABRE (AI, CARMELA). Habitual.

Deja un comentario