a la 1 de la noche musica

Ada Colau premia con la medalla de honor de Barcelona a la asociación que acusa de racistas a los policías. Ocurrió el pasado miércoles 30 de noviembre a lo largo del acto solemne de la distribución de las medallas de honor del Municipio de Barcelona a personas y entidades que «han contribuido al avance de la conciencia ciudadana y los valores y virtudes civiles».

Entre los premiados se encontraba la asociación SOS Racisme, cuyo presidente, a lo largo del alegato de obtenida del galardón, aprovechó para acusar a la Guarda Urbana de realizar «carradas racistas que persiguen a la gente por su fachada en labras de una supuesta seguridad». Del mismo modo, el gerente de SOS Racisme añadió que las «reciertas racistas» afectaban a quienes el sistema condena a situación administrativa o irregular «a las que se conocen como sin papeles».

Chequea la grilla de artistas de las próximas noches del Festival Nacional de la Música del Litoral

Viernes 2 de diciembre

Chango Spasiuk, Ahyre, Cri-cri, Ballet Zambra, La Sabía, Paraná 2, Les Gauchos, Patricia Silvero, Fabián Balancee, Nuestro Canto, Susana Moreno, Antonio Tarragó Ros, Sonkoy, Los Encina, Salamandra y Evolución Danza.

Conclusión

Resulta visible la vitalidad de los estudios sobre la noche moderna y su link con las prácticas musicales; no obstante, la obra de Stahl y Bottà refleja que todavía son incipientes, están en pleno avance. En múltiples de los productos, resulta enclenque y alambicada la articulación teorética de la noche con la música (aun con otras caracteristicas de la vida popular). De hecho, siendo la noche un aspecto natural, abstracto y fugaz de nuestro ambiente, resulta bien difícil aprehenderle. Es similar a un “hiperobject”, o sea, algo que se extiende de forma masiva en el tiempo y el espacio con relación a los humanos, como afirma Morton, que se puede presenciar de forma específica si bien sin poder delimitarlo con sencillez, y necesita un estilo de pensamiento y escritura particulares. A mi parecer, este estilo está por inventar. En los trabajos incluidos en el libro, el término a la noche se muestra la mayoria de las veces de manera volátil, con poco acompañamiento teorético, en el momento en que precisamente necesita un marco sólido para alcanzarlo de manera caudal.

Sobre el plan metodológico, entendemos lo bien difícil que es llevar a cabo una investigación en un espacio nocturno, soliciar datos, sacar beneficio para estudiar de forma productiva y ética. Además de esto, los productos resultan vagos en este sentido: es imposible entender cuánto tiempo el estudioso pasó al ubicación, qué género de interacción tuvo con los noctívagos, etcétera. En términos mucho más en general, el carácter masivo y desbordante de lo nocturno lleva a una explosión de temas y enfoques no en todos los casos provechosos, más que nada en la situacion del análisis de proyectos que mencionan, quizás de manera algo tangencial, por la noche. De entrada, no objetamos que coexistan distintas aproximaciones al tema y enfoques distintos para el análisis del corpus, pero jamás se yuxtaponen y dan la sensación de una compartimentación disciplinaria improductiva. Si bien entendemos que esta obra no conseguiría solucionar todos y cada uno de los retos intelectuales socios con el estudio de un elemento tan extendido como la noche, pensamos que estas cuestiones disciplinarias y metodológicas son prioritarias de cara al desarrollo de los night studies, particularmente en el medio académico mexicano.

Deja un comentario