a la fuerza ahorcan grupo musical

GRUPO: Los Misterios TÍTULO DEL ÁLBUM: Mi Paraíso AÑO: 2019 DISEÑO: Rafa Sañudo

Conjuntos delincuentes trabajan en el estado de Veracr tiene registro de múltiples conjuntos del narcotráfico trabajan, entre aquéllos que resaltan el Cártel Jalisco Novedosa Generación, el Cártel del Golfo (CDG), el Cártel de los Zetas (CDZ) tal como el Conjunto Sombra delincuentes que tienen mayor presencia, acusados ​​de estar de todo género de delitos, introduciendo expolies, homicidos, raptos, entre otros muchos.

Asimismo te puede atraer:

They’re just me!

Tras una catastrófica llamada de diez minutos, logramos soliciar una pizza carbonara sin bacon. «Sin felicidad», afirma Belén. Le copio la oración y la repito, pues Alejandro no lo sabe. Nos encontramos acostado, sin energía. Veamos la pantalla y mareamos constantemente la lista de series, películas y reportajes. Comedias, dramas, estrenos… Nada nos persuade, nada bueno que nos apetezca ver. Hasta el momento en que hace aparición. Vivamos, entre la maleza digital, una miniatura que resalta sobre el resto. No por su hermosura, sino más bien por lo adefesio que agracia nuestra mirada: EMO, the musical. ¡Qué antojadizo el destino! Alimenta el alma de lo que precisa si se le escucha.

Nos disponemos a verlo con la actitud de quien va a ver ‘Sharknado’. Hagamos click, y el musical empieza. Desde este momento, si prosigue leyendo, acepta la compromiso de recibir spoilers de esta obra de arte moderna.

3- Bicicletas (Blaumut)

Un tema con el que me tropecé preparando la playlist del programa previamente citado. Pop acústico facturado con lozanía desde Cataluña a la onda Manel o Los amigos de las artes. Desde ese momento son habituales a mis escojas y esta canción entre las que llevo de forma permanente encima en el momento en que me esfuerzo pedaleando a través de la región.

Soy entre los entusiastas mucho más irredentes de Julio Bustamante, de esos que tienen sus discos firmados en el hogar. Me semeja un lujo vivir en exactamente la misma localidad que él y poder asistir a los múltiples recitales que proporciona en la noche de nuestra localidad. Ciertos sábados por la mañana me coloco «Para volar» (un disco del 2003 que me semeja el mucho más libertario de los suyos) a todo volumen y fantasía con la iniciativa de que nuestro Julio pase por el Canyamelar y sepa de primera mano que su trabajo no cae en saco roto. Pues somos varios los que disponemos una bicicleta que si la dejamos sola nos transporta hasta Vivers.

Deja un comentario