a los niños autistas les gusta la musica

Por: Gerson Mizraim García Tapia

La música dejó un encontronazo esencial en la sociedad de la cual formamos parte, por su pluralidad y por las experiencias que cada género de música transmite, hay un sinfín de música para cada ocasión, de esta forma para cada estado anímico.

Eludir, dentro de lo posible, estímulos sonoros

Posiblemente tengan hipersensibilidad sensorial y asocien ciertos estímulos sonoros como signos agobiantes, con lo que existe la oportunidad de que, en presencia de determinados sonidos como los ‘listening’ en Inglés o las canciones en materias como Música, se tapan las orejas. Sería aconsejable eludir al límite ese género de estímulos que tienen la posibilidad de ser molestos para ellos.

Según cuenta Víctor Alcolea, terapeuta ocupacional de un centro experto en Cáceres, se puede explotar este instante para entrenar con los estudiantes funcionalidades declarativas como sugerir o soliciar algo, tal como reglas de cortesía en el momento de saludar a sus compañeros. Entre los inconvenientes que padecen los pequeños con autismo es que ven mermadas sus capacidades sociales, con lo que ensayarlas en el sala puede sospechar un enorme cambio en sus vidas.

Maneras de contribuir a pequeños autistas con la expresión artística

Profundizamos en las formas concretas en las que dibujar, contestar imágenes y formar parte en la música tienen la posibilidad de impactar de forma positiva las pretensiones sociables, sentimentales y sensoriales de los alumnos en el fantasma del autismo en su clase.

El dibujo puede contribuir a los pequeños con autismo a trasmitir pensamientos y sentimientos que de otra manera podrían tener adversidades para estar comunicado. No obstante, el avance de la movilidad fina de manera frecuente se retrasa a la gente con TEA.

¿Qué es la musicoterapia?

Todas y cada una aquellas prácticas que empleen los elementos musicales como medio para hacer más simple las relaciones entre la gente. Pensamos durante un momento en que, en el momento de recordar una armonía, tararear una armonía, aprenderse una letra o un ritmo la mayor parte de los individuos lo alcanzan inconscientemente.

¿De qué forma lo logra? La música continúa en el inconsciente de la gente, merced a exactamente los mismos elementos constitutivos. De esta forma esa armonía no sea de tu gusto en el momento en que la vuelvas a oír lograrás reconocerla e inclusive en determinados casos reiterar.

Impulsa la comunicación verbal y no verbal

El baile y la música son una manera de expresión a través de la que se expresan conmuevas, sentimientos y también ideas. Esta leyenda no es totalmente extraño a los pequeños con autismo, que asimismo tienen la posibilidad de emplear la música y la danza como medio para expresar su planeta interior. De ahí que, la musicoterapia les es aporta un beneficio para la comunicación verbal y no verbal, favoreciendo su relación con otra gente, tal como la participación en conjuntos.

El hecho de concentrarse en ciertos movimientos rítmicos (propios de la música) deja a los pequeños con autismo reducir las formas de proceder repetitivas. Esto se origina por que la secuencia estereotipada de los movimientos entra en discordancia con el ritmo de la música y provoca que la conducta repetitiva se vaya extinguiendo de a poco. Además de esto, el ritmo de la música disminuye asimismo los escenarios de ansiedad, estado sensible que estimula las formas de proceder repetitivas y violentas.

Deja un comentario