a musica arabe mas escuchada el leila

Paula Tomás

Mashrou’ Leila (hay que leer a Mashrug con una letra gutural en el final similar a una g acentuada que no existe en castellano y que se transcribe al planeta árabe con el 3; Mashrou3) es sin lugar a dudas el conjunto mucho más en todo el mundo y polémico del Líbano. Formada en 2008 por 4 libaneses y dirigida por Hamed Sinno, esta banda se convirtió abiertamente en la voz de la pelea contra la LGTBfobia de todo el planeta árabe. Sus canciones, que son una mezcla de distintas estilos como el indie, el rock o el pop, son una crítica hacia la sociedad y la política del Líbano y más que nada son una leal defensa hacia los derechos de la gente LGTB en el mundo entero árabe.

En el Leyla Wa Leyla, de Olm Kalthoum.

Mi amor, mi amor, mi amor. La noche y el cielo, las estrellas y la luna, luna que continúa lúcida toda la noche. Tu yo mi amor, mi vida. Mi amor, mi amor, mi amor. La noche y el cielo, las estrellas y la luna, luna que continúa lúcida toda la noche. Tu yo mi amor, mi vida. Tú y yo somos lo mismo al amor. Y el cariño, ah… desde el cariño, desde el cariño, desde el cariño. El cariño está despierto toda la noche, haciéndonos un trago de felicidad, explicándonos sobre la buena felicidad. Y el cariño, ah… desde el cariño, desde el cariño, desde el cariño. El cariño está despierto toda la noche, haciéndonos un trago de felicidad, explicándonos sobre la buena felicidad. Mi amor.

Permítenos vivir en los ojos de la noche, permítenos vivir en los ojos de la noche. Y que la luz del sol llegue, pero tras un año, no antes. En una noche de amor tan dulce como las mil y una noches, las mil y una noches, las mil y una noches…. Ellos charlan de la vida, de lo que es la vida íntima, como esta, como esta.

El hip hop es para la primavera

Mucho más al norte, en las ciudades mediterráneas de Túnez y Egipto (en especial, si bien las manifestaciones se extendieron por considerablemente más países), entre 2010 y 2012, se generaron las manifestaciones que terminarían por agruparse bajo el nombre de «primavera árabe». Entonces las movilizaciones se sucedieron a tan asombroso agilidad (solo se puede argumentar a través de la utilización masivo de las comunidades) que varios investigadores declararon que fue irrealizable preverlas, pero otras vieron a las comunidades formadas por músicos y melómanos el germen de ese movimiento: las continuas resistencias a pequeña escala ejercidas por músicos poco a poco más politizados contra la tiranía del gobierno habrían adelantado los hechos de la plaza Tahrir.

La música pertence a los aglutinantes mucho más efectivos para producir redes cariñosas o políticas y eso lo saben bien los ultras de los equipos de fútbol, ​​que desarrollan a través de sus cantos una sección muy importante de su identidad. Raramente, los ultras, familiarizados a confrontar a la policía, jugaron un papel esencial en la pelea contra el régimen de Mubarak. Sus cantos se transformaron en himnos improvisados ​​de la revolución al lado de los temas de múltiples raperos.

Melissa Chemam

Last month, while writing sobre Odessa and Beirut, I talk to a Franco-Lebanese friend que lo often shares with me’s favorite music from back home. Y wanted to hear sobre las montañas spent en Beirut, after iears en Europa y África, y en leer mucho más sobre su experiencia de las daily difficulties de Beirutis. “Speaking of music,” Issam said, “Im all about Fairouz estos días, buying old vinyl records y listening to them with my mom. Listening to her music, Y see her become very nostalgic, thinking about my father…”

Deja un comentario