a música en los medios de comunicacion

¿Qué va a tener la música que nos influye? Nuestra memoria, nuestro estado anímico o nuestra aptitud de estar comunicados son ciertos ejemplos de lo que puede mudar con ciertas armonías. Todo se ve cambiado con cada acuerdo, cada nota, cada sonido.

Tal es su relevancia que es una sección escencial de la sociedad de la cual formamos parte. En el sistema educativo español, desde el instante en que somos pequeños, usamos la música en las academias con el propósito de alentar la memoria, la concentración y la imaginación. No solo eso, sino hay terapeutas y estudios que prueban que es ventajosa para la salud, tanto física como mental, puesto que contribuye a achicar el agobio, hace más fuerte la vitalidad y el sistema inquieto. De esta manera, la memoria musical se encuentra dentro de las zonas cerebrales menos perjudicadas por el Alzheimer.

Apostar por la propaganda (en ocasiones gratis)

Invertir en propaganda siempre y cuando haya un presupuesto para ella es mucho más que preciso y, en ocasiones, en las visualizaciones en prensa asimismo entra en juego el dinero. Puede darse el en el caso de que los medios no estén apasionados ​​en ofrecerle salida a algo que les has enviado a fin de que no lo hallan vistoso y debas estirar cartera o, por contra, que se hagan ver receptivos para llevarlo a cabo por amor al arte, pues piensan que es un producto que merece la pena que se comparta y llegue a mucho más gente.

Asimismo podemos destacar que hay espacios y opciones de publicidad como banners o entrevistas promocionales, entre otros muchos, que van alén de un fácil producto o reseña.

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Volvemos un instante al esquema emisor-mensaje-receptor que proponemos en posts precedentes. Imaginemos nuevamente que los músicos son el emisor, que el público es el receptor y que la música es nuestro mensaje. El desarrollo que recorre esta leyenda musical es largo, desde el momento en que es emitido por el artista hasta el momento en que es recibido por el público. Además de esto, la rivalidad es feroz. Esta leyenda va a deber convivir con centenares de miles de mensajes para hallar llegar hasta el público. Deberá pasar por 2 enormes tapujos, que seleccionarán a múltiples seleccionados y van a dejar la enorme mayoría en el absoluto anonimato.

El primer embudo es este término abstracto y complejo que llamamos industria musical. El filtro mediador de la industria escoge las mejores proposiciones musicales de los artistas dependiendo del público propósito o nicho al que desea llegar. Su modus operandi es la inversión de dinero en producción de contenidos (grabaciones, fotografías, vídeos, etcétera.). Pero el viaje no acaba aquí. Tras pasar por la primera prueba, el mensaje musical debe atravesar un embudo antes de llegar al público. Este embudo tiene por nombre líderes de opinión.

Deja un comentario