a que corresponde un pulso de negra 73 musica

Es recurrente localizar proyectos en las que se generan cambios de compás. En preciso instante de la partitura, logramos hallar una doble barra y una indicación de compás diferente a la inicial. No de ahí que se detiene la parte, sino la música debe pasar fluidamente de un compás a otro. Probablemente halla múltiples opciones: 1. Que la agilidad del pulso se sostenga (lo que se señala con las llamadas equivalencias de pulso igual a pulso) 2. Que la agilidad del pulso cambie, pero la duración de las figuras se sostenga (el que se señala con las llamadas equivalencias de figura igual a figura) 3. Que la agilidad del pulso y de las figuras cambie (lo que se señala con novedosas expresiones de tempo) ¿De qué manera entendemos si la agilidad del pulso debe mudar o no? Merced a sus equivalencias. Las equivalencias son relaciones entre 2 figuras, cada una correspondiente a un compás distinto, que van a tener exactamente la misma duración y de ahí que van unidas por el símbolo =. Caso 1: Si deseamos que la agilidad del pulso se sostenga, seleccionamos las figuras que llenan un pulso en todos y cada compás y las igualamos. Para pasar de 2/4 a 3/4, escribiría «negra = negra» y para pasar de 2/4 a 6/8 escribiría «negra = negra con puntito», en tanto que la figura que ocupa un pulso a 6/8 es la negra con puntito. La equivalencia se escribiría sobre la barra doble. En la mayoría de los casos, la primera figura equivale al pulso del primer compás y la segunda figura equivale al pulso del 2º compás, más allá de que después observaremos casos en que se prosigue el trámite opuesto. Aquí tiene 2 ejemplos de equivalencias del tipo “polvo igual a polvo”. La agilidad con la que marcaríamos los pulsos sería siempre y en todo momento exactamente la misma. Podríamos poner el metrónomo al comienzo del fragmento y dejarlo sonar en todo momento. No obstante, al llegar al 9/8 deberíamos llevar a cabo las corcheas mucho más veloces que las 2 corcheas del 3/4, a fin de que entren 3 en un pulso. Serían tan veloces como las del tresillo del 3/4. Ciertos autores escriben la equivalencia con las figuras del revés. Puede ser algo malo (en verdad, lo hallará en escasos libros), pero resulta conveniente que conozca asimismo este modo de redactar las equivalencias, por si acaso cualquier día las halla. Estos autores escriben primeramente la figura del pulso nuevo y la igualan con el pulso del compás antecedente. De ahí que en el final escriben la abreviatura suplico. Con este sistema (que es minoritario), el fragmento previo se escribiría de esta forma. El pulso del 9/8 (negra con punto) duraría lo mismo que el pulso del compás antecedente (negra). Caso 2: Hasta la actualidad vimos que si modificaba el género de subdivisión del compás (de subdivisión binaria a ternaria o al reves) y sosteníamos el pulso, la agilidad de las figuras modificaba (las corcheas del 9/8 no eran iguales a las corcheas del 3/4 sino más bien en las corcheas particulares del tresillo). Se puede ofrecer la situacion opuesto: que las figuras se queden siempre y en todo momento iguales y que lo que cambie sea la agilidad del pulso. De ahí que se usan las equivalencias de figura igual a figura, que acostumbran a expresarse con «corchea = corchea». En el próximo ejemplo, las corcheas de todo el ejercicio serían iguales (y por consiguiente, el resto de figuras asimismo serían iguales entre sí). Si en el pulso de 3/4 entran 2 corcheas y en el de 9/8 entran 3, el pulso del 9/8 va a ser mucho más extenso y por consiguiente se va a marcar mucho más despacio. Si mucho más adelante volvemos a un compás en el que el pulso sea de negra, el pulso volverá a marcarse mucho más veloz. ¿Piensas que en un caso así podríamos solfear todo el ejercicio con el metrónomo puesto? La contestación es que no, salvo que subdividiéramos los acompases y pusiésemos el metrónomo a marcar corcheas. Indudablemente no tenemos la posibilidad de llevarlo a cabo con el metrónomo marcando los pulsos, ya que en cada modificación de compás, deberíamos cambiar la agilidad del metrónomo. MUY IMPORTANTE: las equivalencias de figura = figura son las mucho más comunes. Esto quiere decir que si en la partitura no viene indicada ninguna equivalencia, debemos proseguir la de corchea = corchea. La agilidad del pulso no cambiaría si ofrecemos pasos entre acompases con exactamente el mismo denominador, pero la agilidad cambiaría si ofrecemos pasos entre acompases con denominadores distintas (y por consiguiente con figuras distintas para cada pulso). Evidentemente, logramos hallar alguna extraña salvedad (por poner un ejemplo, si en una parte todas y cada una de las equivalencias son de polvo = polvo y de súbito el creador no redacta alguna, pero se sobrentiende que todas y cada una son iguales). Caso 3: La agilidad del 2º compás no guarda relación con la del primer compás: no se sostienen las figuras ni el pulso. En estas situaciones no existe equivalencia, sino podemos encontrar una indicación de tempo novedosa o una indicación metronómica novedosa, que no tenga relación matemática con las precedentes. Por servirnos de un ejemplo: pasar de errante a joya o de negra = 60 a negra = 76 o tener una indicación del tipo «più animado» (que significa, mucho más animado). Estos cambios acostumbran a hacerse de manera aproximada, yendo un tanto mucho más veloz o un tanto mucho más retardado según las advertencias. En la mayoría de los casos, acostumbra haber un calderón o una pequeña parada antes del cambio, para ofrecer tiempo al intérprete a meditar el nuevo tempo. Casos particulares: En escasas oportunidades, el tempo en los cambios de compás no viene detallado con equivalencias, sino más bien con advertencias metronómicas. En estas situaciones es requisito calcular si las advertencias metronómicas tienen una relación matemática que deje traducirlas en «figura igual a figura» o en «polvo igual a polvo». Si a una figura le corresponde una indicación metronómica X, a la figura en el instante inferior le corresponderá el doble de agilidad ahora la figura en el instante superior le corresponderá la mitad de agilidad. Por poner un ejemplo: si la negra es igual a 80, la corchea iría a 160 y la blanca iría a 40. En el próximo ejemplo… piensas que el cambio de compás se haría con pulso=polvo, con figura=figura o con cambio total ¿de agilidad como en la situacion 3 de las explicaciones? La contestación sería: pulso=polvo. ¿Por qué razón? La corchea del 3/4 va a 120, con lo que la negra (que equivale a un pulso) iría a 60. La corchea del 9/8 va a 180: dividiendo entre 3 me daría que la negra con puntito (que equivale a un pulso en este compás) iría asimismo a 60. Actualización: aquí tiene un ejercicio a fin de que verifique si ha comprendido el desarrollo. Ejercicio de equivalencias

Deja un comentario