a que edad emepezo bach con la musica

Johann Sebastian Bach preparó y arregló cantatas, motetes, misas, Magnificados, Pasiones, oratorios, corales de 4 partes, canciones y tonadas. Su obra instrumental tiene dentro recitales, suites, sonatas, fugas y distintas proyectos para órgano, clavicémbalo, laúd, violín, violonchelo, flauta, tal como conjuntos de cámara y orquesta.

Las primeras listas de las creaciones de Bach son dadas por sus biógrafos, desde su obituario que da una lista de proyectos instrumentales impresas a lo largo de la vida del compositor, seguido de una lista que asocia a otros géneros de creaciones que escribió.

Genio temprano

Johann Sebastian Bach nació y se formó en Eisenach, Turingia. Allí asistió exactamente la misma escuela que Lutero en su temporada. Por ese momento el apellido Bach era homónimo de músico, puesto que su familia en siete generaciones causó 53 músicos sobresalientes. Johann Sebastian recibió las primeras enseñanzas de su padre, Johann Ambrosius. No obstante, a la edad de diez años, Bach quedó huérfano y salió a vivir con su hermano mayor, Johann Christoph, que era organista de Ohrdruf.

Siendo muy joven, se establece en el planeta de la música entrando en el corazón de la Iglesia de San Miguel de Lüneburg, siendo violinista en la orquesta de cámara del Príncipe Johann Ernst de Weimar y después mudándose en Arnstadt para transformarse en organista de la iglesia.

¿Quién enseñó música a Bach?

Desde el instante en que nació, Bach estuvo cubierto de música, con 4 o 5 años recibió las primeras enseñanzas musicales de su padre, exactamente la misma sus hermanos.

Bach y sus hermanos asistían a su padre en el trabajo como músico municipal, le asistían a redactar partituras, reparar y adecentar instrumentos…

¿Quién fue Bach?

Johann Sebastian Bach se encuentra dentro de los mayores músicos de la crónica de la raza humana, y para bastantes, lo destacado que ha vivido.

Es una referencia del periodo barroco.

Transcribió música de Vivaldi y de Benedicto Marcello, y de otros músicos inferiores.

No fue solo un organista excelso, con la capacidad de asombrar y fascinar (nuestra Ana Magdalena confesó haberse enamorado sintiendo tocar el órgano en una iglesia de Hamburgo), sino asimismo amoldaba, edificaba y reparaba órganos, clavicordios e inclusive un instrumento de su invención: la viola pomposa.

Juan Sebastián tenía la auténtica fe religiosa y una profunda humildad, puesto que se consideraba a sí mismo como un instrumento designado a cumplir una misión mayor a la vanidad personal o al propio éxito.

Deja un comentario