a que nota musical equivale a

Para representar la duración de los sonidos están las figuras musicales. El día de hoy te vamos a explicar de qué manera marchan y de qué forma se representan en una partitura.

En dependencia de la manera y predisposición de las figuras, se deduce el valor exacto en tiempo de un sonido preciso. En la actualidad son siete las figuras que mucho más se emplean: redonda, blanca, negra, corchea, semicorchea, fusa y semifusa. La figura de mayor valor es la redonda. Por tal razón usaremos la figura de redonda como punto de inicio para conceder al resto de las notas sus propios valores.

Escritura de notas musicales

Redactar música en una hoja de papel y en este momento de manera digital, deja a un compositor o arreglista trasmitir toda la información a otro músico que por último interpretará el trabajo de este compositor en una grabación o en un concierto en directo.

De esta escritura va a depender que el músico reproduzca cada nota en su tiempo respectivo adecuadamente, pero asimismo logrará interpretar el estilo y la agilidad en que debe interpretarse.

Las escaleras

Podemos destacar que es viable bajar o subir semitonos de las notas musicales apelando a modificaciones como el sostenido, el bemol, el doble sostenido, el doble bemol y el becuadro. El sostenido, por refererir un caso, sube un semitono, al paso que el bemol hace lo opuesto (baja un semitono). Hay, al fin y al cabo, notas naturales y notas perturbadas.

Las notas musicales se tienen la posibilidad de realizar con cualquier clase de instrumento, desde una guitarra hasta una trompeta, pasando por un piano y un violín. Aun la voz puede interpretar notas.

Nombre de las Notas Musicales según el Nombre de la Octava 

La tabla siguiente exhibe cada octava y las frecuencias para cada nota de la clase de tono A.

instrumento de música

El sistema clásico (Helmholtz) se enfoca en la octava grande (con letras mayúsculas) y la octava pequeña (con letras minúsculas).

Las octavas inferiores se los conoce como «contra» (con primos antes), las superiores «alineadas» (con primos después). Otro sistema (científico) añade un sufijo a un número (comenzando con 0, o de cuando en cuando -1).

Línea roja

Varios años tras los cantos gregorianos, a alguien se le ocurrió poner una línea roja en el papel, que servía como referencia y representaba un tono en concreto. Así, si los símbolos iban hacia arriba quería decir que las notas iban ascendiendo, y si los símbolos iban hacia abajo mucho más cerca de la línea roja, quería decir que las notas descendían. Por supuesto, este procedimiento fue poco efectivo pero aportó un concepto fantástica: las líneas.

Cerca del año 1.000 d.c. un monje de Italia resolvió el inconveniente de la línea roja. A Guido se le ocurrió poner 4 líneas sobre el papel y concederle un nombre a cada línea ahora cada espacio entre ellas. Lo único que debía llevar a cabo el músico era aprenderse de memoria el sonido de cada símbolo en dependencia de la línea o espacio que ocupase. Enseguida, Guido apreció una deficiencia: no era viable distinguir cada nota salvo que les pusiese un nombre. De ahí que empleó la letra de una canción, donde cada verso empezaba con una nota diferente y tomó la primera sílaba de cada verso para denominar las notas musicales: Ut, re, mi, fa, sol, la.

Deja un comentario