a que sistema pertenece la cavidad bucal en musica

No sé quién fue primero, pero al comienzo éramos pocos. Y hubo resistencia, claro, no faltó el compañero que hiciese el interrogante con el tono exacto que mezcla el desprecio y la broma: «¿A poco disfrutas esta música?» Frente a la contestación afirmativa, más de una vez vino la sentencia con esta palabra-estigma, esa etiqueta, esa categoría que en la meseta mexicana destina todo lo horrible, pobre, desgraciado, iletrado, que huele a indio y de otro color de piel: “¡Pero esta es música de nacos!”Sospecho que algo dentro de mis interlocutores les afirmaba que, una vez esa esta palabra atroz, “naco”, yo recapacitaría y apagaría rápidamente la música y procuraría en mi lista de artistas algo mucho más ad hoc para un becario de la primera generación de la Fundación para las Letras Mexicanas. O sea, que procuraría algún artista en inglés, por lo menos, salvo que escogería el sountrack de alguna película de culto de aquellas que pasan en la Cineteca Nacional o algo de música conceptual por servirnos de un ejemplo, pues sospecho que en la cabeza de mi interlocutor había muchas opciones adecuadas: música “tradicional”, música “indie”, alguna antología de música habitual de las selvas del Congo llevada a cabo por una filantrópica internacional de norteamérica o, aun, algún refrito de la música habitual sudamericana grabado por algún artista que sí estuviese in, como Tomo y Cigala o Lila Downs. Pero a mí esta música “propia” de un joven escritor (tenía 29 años en el 2004) me afirmaba cada vez menos. Me agradaba, sí, y podía localizarle el chiste. Aun tenía grabadas en mi pc muchas roletas de estas. Pero cada vez me sentía menos reconocido con ellas, cada vez me eran mucho más extrañas y no retumbaban ni en mi corazón ni en mi boca ni en mis manos. De esta manera, habré sido tachado de naco. Y de qué forma charlaba y hablo con acento del norte, de naco ranchero. Da igual que lo que yo mucho más escuchase en aquella temporada fuesen vallenatos colombianos y baladas del Buki, un michoacano, para muchos de mis compañeros todo lo mencionado entraba en exactamente el mismo saco: era naco y viejo y nosotros éramos jóvenes y pretendidamente cultos.

El mito de la juventud ¿Quién afirma quién es joven? ¿Qué carales significa ser joven? Esta categoría, la “juventud”, es muy reciente: no posee no un siglo de existir. Era un hombre Alejandro Magno en el momento en que dirigió sus invasiones, eran hombres los pertenecientes de la Horda de Oro que fueron a civilizar Asia y Europa y eran hombres y mujeres los soldados y adelitas de la Revolución Mexicana, si bien tuviesen 13 , 15 o 19 años. La categoría de la “juventud” hace aparición con un avance tecnológico, la penicilina, que nos deja lograr una mayor edad de vida media a los 30 años; y con el apogeo de 2 áreas académicas, la psicología y la sociología, las dos iniciadas a fines del siglo XIX. Después va a venir la educación pública, el ingreso de las clases medias a las universidades, la popularización de la música en el momento en que las radiodifusoras y, después, las televisoras, se dan cuenta de que es un negocio programarla (no, absolutamente nadie pensó en el radio como un proyecto para la música, sino más bien hasta varios años después) y se dan cuenta de que es preferible negocio trasmitir esta música de los pobres, de los negros, el jazz y el blues y, próximamente, que es aún mucho más redituable blanquearla, sacarle su halo de pobreza, que sea un blanco el que cante, ¡pero que se mueva como negro, Elvis Presley! ¡Joya! Y repetimos el esquema con el resto, en el mundo entero, Gardel como primer éxito de las cirugías reconstructivas; 2 parrilladas distinguidos, uno rico y otro pobre, ¡pero los dos limpios, Jordi Negrete y Pedro Infante! Los Beatles vestidos de vestido pero démosles un toque rebelde, que estén greñudos, pues los tiempos cambiaron y los universitarios hacen sus revueltas: solicitan que haya ocasiones de trabajo, solicitan que haya baños para mujeres en las facultades, solicitan que haya sillas para no sentarse sobre el suelo, pero da igual, tú diles que lo que desean es sublevarse contra el orden de sus progenitores, que odian todo cuanto la tradición supone, que desean una charla roja como James Dean, que desean “ser distintas” lo que sea eso signifique, que desean otra estética, ¡eso!, por el hecho de que una estética diferente no significa cambios radicales en la economía ni en el orden popular y sí podría reditar en mucho dinero. Evidentemente que lo logró. ¿Quién recuerda las causas reales de los movimientos estudiantiles de los 50 y 60? Recordamos la parafernalia y las causas políticas (Praga, Vietnam, el comunismo) que se sumaron después. A mis 29 años intuía esto si bien no me quedara totalmente claro. Sencillamente esta música que teóricamente yo debía percibir para estar en concordancia por el momento no me afirmaba nada. ¿Sería que me se encontraba volviendo viejo (“no confíes en absolutamente nadie mayor de 30 años”)? ¿O que era un naco irredente y me hacía falta entender el planeta por tener cultura?

¿Cuál es la localización de la boca?

La boca es una parte esencial del organismo como se ha citado al comienzo y está situada en la cabeza. Forma una parte del aparato estomatognático y es el punto en el que empieza la digestión. Además de esto está constituida por partes blandas como el suelo de la boca y por partes duras como las piezas bucales. Estos están ubicados en múltiples huecos de los huesos maxilares o alveolos, por medio del ligamento periodontal.

Por otro lado, podemos encontrar la encía, un tejido blando que cubre el cuello de las piezas bucales y también intercepta el espacio periodontal que queda entre la raíz dentaria y la área alveolar.

Funcionalidades de la boca

Mascar. Merced a los movimientos de la mandíbula y la presión de los dientes se genera la humillación de los alimentos.

Salivar. Merced a la desembocadura de los conductos de las glándulas salivares, se genera el primer jugo digestivo (saliva), que hace una humillación química de los alimentos.

La laringe:

Está ubicada después de la tráquea, y está formada por múltiples cartílagos (tiroides, cricoides, los dos aritenoides, epiglotis) y por un hueso (hioides).

Deja un comentario