a que volumen hay poner musica bebe barriga

Desde el instante en que empiezan a oír, los bebés escuchan de forma continua el latido del corazón de la madre, la palpitación de las arterias y, en el momento en que se generan, los ruidos de las tripas, la voz de la madre y menos el que sucede en el exterior.

Como ahora he dicho, el líquido amniótico, aparte de la piel, el útero y al fin y al cabo todos y cada uno de los tejidos que hay entre el bebé y el exterior, hacen de freno para el estruendos. Se estima que al bebé le llegan, aproximadamente, unos 20 decibelios menos de lo que pasa fuera. Si entramos en una disco, con la música a unos cien decibelios, le van a llegar unos 80, que equivalen a tener un aparato de música altísimo de volumen.

Música para la relajación

Música lenta, de ritmos y armonías suaves. Puedes explotar para efectuar estiramientos, entrenar yoga o meditación mientras que escuchas este género de música, para un beneficio añadido.

Busca estas canciones que te hacen sentir feliz y llena de energía, de esas con las que no puedes eludir ponerte en movimiento. Bailar incrementa la producción de endorfinas, las conocidas como “hormonas de la alegría”.

No abuse del empleo de la música

No es requisito exagerar, ni caer en la hiperestimulación musical por el hecho de que esto puede ocasionar distintas trastornos. En el momento en que el ritmo cardiaco de la madre se hace más rápido por la exposición a la música, el feto asimismo se intranquiliza. Si estos sonidos son permanentes, tienen la posibilidad de ser en un elevado estímulo para la fotografía.

La recomendación es que la música ha de ser ambiental y de manera ocasional. De ningún modo ha de ser persistente, en tanto que podría interrumpir el ritmo de sueño y avance del bebé en el vientre materno.

¿A lo largo de cuánto tiempo es bueno poner música a mi bebé a lo largo del embarazo?

Mi recomendación general es que la música sea una parte del ámbito, en forma ocasional y ser precavidos de no producir un estímulo continuo que logre interrumpir los ritmos de sueño del bebé en el vientre o llegar a una hiperestimulación musical para eludir modificar o inquietar al bebé.

Hasta aquí llega el resumen del ved, que te recomiendo ver terminado y si deseas hacernos un comentario, sugerencia, etcétera, no tengas dudas en llevarlo a cabo en el espacio de abajo o en nuestras comunidades.

¿Y qué música le coloco?

Para deseos, colores. En cuestiones musicales, nada está escrito. Tú sabes mejor qué absolutamente nadie qué música es tu preferida y por qué razón deseas enviarla con tu hijo aun antes que salga al exterior. Ten presente que el pequeño la gozará, la recordará y va a marcar de alguna forma en los primeros meses de vida.

Indudablemente, habrás escuchado que lo destacado es la música de Mozart. Esta iniciativa, que se popularizó con el nombre de “efecto Mozart”, viene de una investigación de 1993 de la sicóloga Frances Rauscher, en el que se probaba que oír la música del profesor de Viena aumentaba el cociente intelectual de los pequeños . Estudios siguientes rebaten estas conclusiones.

Deja un comentario