a veces la musica es el mejor consejo que puedes

Para muchos crear canciones es algo visceral y pasionario, preciso para apagar llamas, para otros sencillamente es otra labor mucho más. Pero, naturalmente, existen muchas maneras de emprender el tema de la composición de canciones. Me agradaría comunicar con ustedes ciertas ideas que tengo siempre y en todo momento presente en el momento de crear.

1. Déjate inspirar

Parte 3: Tipo para hacer la armonía de tu canción

23. Cae sobre los acordes. Las notas de los pactos son tus amigas. Tienden a ser los puntos fuertes donde finalizar o comenzar las oraciones de la armonía.24. Canturrea la armonía mientras que compones y después redacta la letra. Existe quien usa el popular acento “spaninglish” imitando al inglés para poder ver de qué forma sonaría su canción cantada por un popular conjunto anglosajón. 🙂 25. Prueba a hacer la armonía de voz tocando un instrumento. Vas a poder hallar novedosas ideas y caminos que con la voz no van de manera natural26. Cambia el ritmo de la armonía. Un recurso común sería lograr que la estrofa y el estribillo sean opuestas a nivel rítmico. Por poner un ejemplo, una estrofa con notas cortas y rítmicas, y un estribillo (o corazón) con notas largas.27. Sube a los estribillos. No en todos los casos ha de ser de esta forma, pero marcha bien que la voz en la parte más esencial del tema esté en una situación mucho más alta (o aguda) que en los versos o estrofas.28. Anticípate. Pruebe a comenzar la oración de voz antes del primer tiempo del primer acuerdo (anacrusa)29. Retrasate. Pruebe lo opuesto, entra el acuerdo primero y después empieza la oración de voz.30. Entra a tiempo. Comienza la oración de la voz precisamente en el primer tiempo del compás. 31. Combina los modelos de entrada precedentes a las diferentes unas partes del tema. En verdad, combina todo cuanto se te ocurra. 😉

32. Encuentra la palabra o oración clave que diferenciará tu tema del resto y que va a hacer que el oyente recuerde el título o el mensaje de la letra.33. Mira en tu día a día. Puede parecer esa oración o palabra en cualquier charla, película, libro…34. Intriga. No lo desveles todo en la primera estrofa, prepara al oyente y haz que sorprenda en el momento en que llegue el mensaje primordial o el desenlace de la historia. 35. Define. Al finalizar la primera vuelta debería quedar claro de lo que andas comentando. 36. Rima, pero con moderación. No es requisito que todas y cada una de las oraciones terminen con exactamente la misma vocal. Si es de esta forma y no es intencionado, haz un esfuerzo por cambiar a lo largo del tema. Aquí algo de teoría sobre el tema. 37. Redacta primero la letra y después crea la música. No es lo más habitual para quien compone desde la parte musical, pero ¡pruébalo! Nada como salir de la región de confort.38. Recita. Lee la letra sin cantar, seguramente se te van a ocurrir oraciones novedosas o aun es posible que prescindas alguna.39. Intente ser positivo. Nada como un final feliz (o una conclusión y un estudio positivo a una situación negativa) por conectar con el oyente y dejar un óptimo gusto de boca.40. Inspírate en un recuerdo muy alegre o realmente triste de tu vida. Aseguran que son los 2 estados de ánimo en los que aparece mejor la inspiración.41. Lee. Está claro que la lectura ampliará tu vocabulario y va a mejorar tu escritura.42. Aplica la conocida técnica periodística de las 5 W: Who? (¿Quién?), What? (¿Qué?), When? (¿Cuándo?), Where? (¿Dónde?), y Why? (¿por qué razón?).

Haz consideraciones, apuntes y anécdotas

Prepara algún eje bajo la manga. Lo que afirmes no ha de ser fruto de la espontaneidad, sencillamente debe parecer espontáneo. Coge un boli y pregúntate a ti las próximas cuestiones:

– ¿Por qué razón escribiste esta canción?

Consejos que Robert Schumann escribió para los alumnos de música y que más tarde fueron traducidos al español y publicados por la editorial Ricordi.

Robert Schumann, el mayor compositor alemán del periodo romántico, fue asimismo creador de una importante crítica musical.

En 1842 – con Knorr, Schunke y Wieck (su profesor) – creó en Leipzig, la “Novedosa Gaceta Musical”, de la que fue el único redactor desde 1835 hasta 1844. tixagb_7)

sobre grabaciones

Si te dan una grabación de la canción que precisas estudiar velozmente, sea una demo fácil o una pista recién estudiada, toca todas y cada una de las ocasiones que consigas antes de ir al concierto, al estudio o la salón de ensayos. Cuanto mucho más toques con la canción en una actuación simulada y puedes presenciar con lo que mejor marcha en el momento en que tocas sobre ella, mejor listo vas a estar una vez llegue el instante de la realidad.

Aun en el momento en que tocas música original por una parte irreconocible, no duele preguntar si hay partituras. Un batería amigo mío lo logró en el momento en que le solicitaron tocar un concierto de rock progresivo con poca antelación; terminó recibiendo un puñado de servilletas con ritmos garabateados en tinta negra. Si bien este lógicamente no era el procedimiento ideal de anotar o dar información musical, mi amigo terminó encontrando estas notas bastante útiles mientras que trabajaba el material. Para él aun restos de pollo en la servilleta habrían sido mejor que nada.

Deja un comentario