cómo asustar a un gato con música

Todo felino precisa tener su territorio bajo control. Es “rey y amo”, así sea que esté en la mitad de la selva o en el living de su casa. En verdad, los gatos son animales muy sensibles a los cambios en su ambiente y usan, con extrema finura, todos y cada uno de los sentidos para advertirlos. De ahí que, estruendos y luces incandescentes, como las que generan petardos y fuegos artificiales ponen en “jaque” la seguridad de nuestro felino y desarrollan el máximo agobio.

Para reducir el encontronazo que los ruidos “festivos” tienen la posibilidad de tener a tu gato, te aconsejamos tomar en consideración los próximos consejos:

Udol

https://larcaveterinaria . com/wp-content/uploads/2020/07/Aullido_Udol.mp3

Es un sonido agudo y angustioso, que no pasa inadvertido y que emiten en el caso de mal o al terminar de aparearse. Ya sabes qué desea hacer llegar tu gato con los diferentes sonidos y vas a poder comprenderlo. ¿Te resultan familiares?

De qué manera comprender qué música les agrada a los gatos

Estos pequeños felinos tienen el sentido auditivo considerablemente más creado que el de los humanos y perciben sonidos y tonos que a nosotros nos pasan inadvertidos. Quizás de ahí que la música que escuchas frecuentemente no es la perfecto para tu gato.

guitarra

Si deseas saber qué género de música elige tu gato pone distintas armonías y mira a cuáles exhibe mucho más interés. ¿De qué manera? Si una armonía les agrada acostumbran a arrimarse a los altífonos y quedarse con ellos, ronceando.

Maneras de tranquilizar a tu gato en un viaje

En el momento en que un gato tiene los ojos muy libres, arquea su cuerpo, tiene los bigotes muy tensos, te sopla o procura arañarte si te aproximas, es por el hecho de que está intranquilo o asustado. Las causas tienen la posibilidad de ser varios. Si desea llevarlo contigo en un viaje largo, posiblemente manifieste alguno de estos síntomas. De ahí que, es requisito comprender los distintos métodos para tranquilizar a un gato en el turismo, puesto que hablamos de un ambiente cerrado al que además de esto no está habituado.

Si tu gato se altera a lo largo del viaje, algo que puedes llevar a cabo es hablarle delicadamente y con cariño. Un pequeño masaje de pocos minutos puede ser muy efectivo. En el momento en que desean cariño humano, procuran el contacto con las mejillas, la cabeza, la cola o el lomo, con lo que es bueno estimular con las manos estas unas partes de su cuerpo de manera despacio con la yema de los dedos. Unos cinco o diez minutos va a ser bastante.

Entonces, ¿qué amedrenta a los gatos?

Cualquier cosa:

  • Automóviles que pasan, especialmente si son enormes y/o singularmente estruendosos
  • Fuegos artificiales y petardos (tixagb_1 en tixagb_14)
  • Que le pongan algo detrás (como los tradicionales pepinos que charlábamos en el artículo)
  • Que los persigan
  • Los pésimos tratos, tienen dentro asimismo el abuso físico acoso y enfadarlos

Deja un comentario