cómo consideraban los musulmanes la música andalusí

Andalus siempre y en todo momento se ha contemplado en la literatura árabe-musulmana desde la melancolia, como un paraíso perdido y un periodo de esplendor en una Edad Media donde el resto de Europa estaba en la obscuridad cultural. Esta iniciativa nostálgica de paraíso terrenal se llena de contenido según quien la narre, ya que marcha como un motor esencial en la construcción de la identidad. Si la narrativa impuesta desde la visión occidental es excluir a Al-Ándalus como una parte de la Historia y también identidad de España y Europa, asimismo los conjuntos terroristas salafistas hallan en la Historia andalusí una explicación ideológica y propagandística para justificar y encuadrar su pelea en un ámbito globalizado.

Antes que el conjunto de terroristas Daesh, conjuntos como Al Qaeda, Al Shabab en Somalia o Boko Haram en Nigeria se han remitido a Al-Ándalus como un paraíso perdido. Frecuentemente, componentes de Al Qaeda hicieron referencia directa a metas de recobrar a Al-Ándalus; ahora en 2001, equiparaban la pérdida de Al Andalus con la causa palestina. Las amenazas desde el Daesh, si bien fueron menos varias que las de Al Qaeda, han disfrutado de mucha notoriedad, quizás gracias a la sobredimensión del inconveniente del terrorismo contemporáneo. Se esparcieron imágenes de banderas del Dáesh desde monumentos españoles en forma de amenaza y vídeos de componentes donde se asegura que España es la tierra de sus ancestros ​​y les forma parte o el popular vídeo del yihadista español llamado el Cordobés, que después de los atentados del 17 de enero agosto de 2017 en Barcelona demandaba venganza por los homicidos de musulmanes andalusíes por los “cristianos españoles”, una instrumentalización tan distorsionada, anacrónica y también interesada de la Historia de Al-Ándalus como la que se hace desde el nacionalcatolicismo.

PRELUDI

He comenzado este archivo con la alusión a la música en la Málaga medieval, expresada por un visitante ilustre con motivo de una corta estancia a la que se vio forzado por causas extrañas a su intención. Se refleja la amplia y extensa difusión y gusto por este arte en los tiempos en que esta localidad formó una parte de una civilización con la capacidad de dar avance y adelantos socioculturales en el Occidente popular que fueron escenciales para la configuración ‘Europa del Renacimiento, a la que en decisión correcta hay que la situación de hoy.

El enorme sabio Ibn Ruxd (Averroes), acuñó el dicho, según el que “Si un sabio muere en Sevilla, llevan sus libros a Córdoba para vender; pero si muere un músico en Córdoba, van sus instrumentos a Sevilla para ser vendidos.” Esta célebre oración, pertence a las que ha continuado, comprobando el enorme nivel del culto musical en la localidad de Sevilla, desde tiempos muy viejos, y que indudablemente debió despegar en temporada moderna al unísono que “El yemení”, escribiera el artículo arriba citado, coincidente con el desmembramiento político del califato y el surgimiento de las distintas taifas andalusíes.

Deja un comentario