cómo crees que sería un mundo sin música

La luz anaranjada de las últimas tardes de verano tiene la aptitud de embellecer todo cuanto toca. Aun las construcciones de un polígono madrileño. Después de los ventanales de uno, en una salón ahora vacía donde tuvo rincón esta sesión de fotografías, Julieta Venegas (Long Beach, California, 1970) se ubica en frente de un portátil, prende la cámara y comienza a saludar: “Hola Nicaragua , hola Chile, que bueno de Puerto Rico…”. Del otro lado de la pantalla, cientos y cientos de entusiastas de distintos puntos del mundo se conectan a la presentación del último videoclip de su nuevo disco, Tu historia. Julieta se encuentra dentro de las figuras mucho más queridas de la música en castellano de las últimas décadas y, a lo largo de los minutos que está directamente, sus fieles se lo hacen comprender. Un rato antes, a lo largo de la entrevista, meditaba, pausada, sobre su impulso de búsqueda incesante. Es un aspecto de su intranquiliza personalidad que ha cultivado durante su historia y por el que abandonó Tijuana con 21 años para procurar ganarse la vida con la música. “Me instalé en Localidad de México y enganchaba avisos a tiendas de discos pues deseaba montar un conjunto. Me contactaban y también iba a viviendas de músicos que no conocía escucharles tocar. Era una disparidad, pero jamás ocurrió nada malo”, recuerda. Todo lo opuesto. Fue su despertar. Y transcurrido el tiempo logró el sueño. La popularidad mundial llegó merced a Limón y Sal en el 2006 y múltiples quinquenios después, tras una carrera distinguida con diez Grammy Latinos, 7 premios MTV, 2 Grammy y 2 Billboard Music Award, dejó su discográfica (Sony Music) por arrancar un sendero sin dependencia. “Necesito buscar la indecisión por el hecho de que la seguridad me duerme. Desconfío de los sitios donde todo el planeta está acomodado. Además de esto estoy en un instante de mi vida y carrera donde no deseo una enorme maquinaria que me represente. No deseo que me cuenten, sino más bien contarme a mí misma. Es mucho más sencillo y no paro de estudiar”, afirma. Sus últimas colaboraciones audiovisuales fueron con las directivas Ana y Lola Piñero y vocalistas como Sen Senra o Bad Bunny.

¿De qué manera brotó la colaboración con Bad Bunny?

Revela el origen de la música

El término de música tiene muchas acepciones, pero la que mucho más se aproxima al concepto es la del arte de conjuntar los sonidos en una sucesión temporal . Se encuentra dentro de las artes mucho más valoradas por la sociedad y es la que tiene mayor presencia en el avance de nuestra vida día tras día.

En el planeta occidental la música tiene sus raíces en la Grecia vieja donde la música hace aparición como un fenómeno relacionado a la necesidad del hombre de hacer llegar sentimientos y experiencias. La música coral era el elemento básico en la educación de los jóvenes espartanos y era un factor primordial en las desgracias griegas.

El planeta mudo

¿Te imaginas un día en el que subes a tu vehículo y no acompañes tu paseo con tu música preferida? ¿Te imaginas no tener la posibilidad de levantarle el ánimo con esta canción que te chifla? ¿Te imaginas pasar el día sin sonido alguno que despierte tus conmuevas? ¿Te imaginas no poder dedicar esta parte a quien tanto deseas? ¿Te imaginas que no haya nada que bailar? ¿Te imaginas en un planeta mudo?

No es moco de pavo imaginar la vida sin música, sin conmuevas y sin experiencias. La música ha aportado al planeta una secuencia de cambios inenarrables que hicieron historia mundial. Solo en el siglo XXI, se dieron múltiples movimientos «revolucionarios» que marcaron jalones históricos. Entre los mucho más esenciales de ellos, fué el movimiento hippie que inició el popular festival de Woodstock en el que vocalistas de la talla de Jimi Hendrix, Janis Joplin, la banda The Doors y un sinfín de artistas mucho más, lograron un llamamiento mundial en oposición a la guerra y la contracultura. Años atrás, The Beatles, hacía lo mismo con sus ritmos ingeniosos mudando asimismo la manera de ver la música y de gozarla. Tiempo después, la desaparición de John Lennon en 1980, sostuvo el importancia que había tenido la música en movimientos tanto sociales como políticos… ¿verdaderamente piensas que es viable vivir sin ella?

Deja un comentario