cómo enseñar los aspectos de la musica a niños

¿Es requisito que los pequeños aprendan música? Considero que no solo es necesario sino es completamente indispensable, y esto se origina por las secuelas positivas de la educación musical tanto en el avance mental y psicológico de los jóvenes como en sus capacidades físicas. Saber de qué forma educar música a los pequeños de la manera mucho más eficaz se transforma ya que en una labor prioritaria.

Se realizaron estudios científicos en los que se han relacionado conjuntos de pequeños que recibieron capacitación musical con otros que no la tuvieron, y se sacaron conclusiones fundamentales.

¿Cuáles son los resultados positivos de la música en los pequeños y pequeñas?

La música tiene efectos positivos en los mucho más pequeños así sea a través de un instrumento, del canto o del baile: 

  • Optimización la memoria, la atención y la concentración

Blog de Música de Enseñanza Secundaria del IES Alisal (Santander)

En desempeño desde septiembre de 2012, junta las ocupaciones y los ejercicios que efectúan los alumnos de este centro de Secundaria, y que tienen la posibilidad de ser útil de referencia a otros enseñantes. A la derecha de la página están las etiquetas que hacen más fácil conseguir el material que se busca: timbre, figuras, armonía y tonalidad, compás, percusión, práctica instrumental, mapa conceptual sobre el sonido…

Ofrece a los alumnos trabajar el lenguaje de la música por medio de la gamificación. Por servirnos de un ejemplo, el juego ‘Jugamos a conocer los sonidos’ recomienda asociar distintas sonidos con su imagen pertinente. En cambio, ‘Notas de Do a Do’ les asiste para estudiar la situación de las notas musicales en el pentagrama de una manera considerablemente más usable; lo mismo sucede con el juego ‘Cazanotas’. Asimismo es viable entrenar dictados musicales con la actividad “Musimpiadas”.

En la actualidad nos logramos hallar con cantidad considerable de estudios donde se procura evaluar las varias influencias que ejercita la música en la gente. Pero me agradaría centrarme en esta ocasión en la “etapa infantil”, ya que en la actualidad la música en el avance infantil es de enorme importancia y se introduce en la educación anterior a la escuela por las ventajas que contribuye a los pequeños/as.

Los pequeños/as están en contacto con la música bastante antes de nacer, todo debido a que el oído es el primer órgano sensorial que se lleva a cabo en el útero, logrando discriminar sonidos tan que vienen de la madre (latido cardiaco, relajación,…), como sonidos exteriores (ruidos, música…), y creando un planeta sonoro. Mediante los sentidos y experiencias es como el niño/a comienza a interaccionar y desarrollar su pensamiento, ahora través de la música el niño/a comienza a conocer y estudiar.

La música es emoción y las conmuevas son los pilares básicos sobre los que forjamos nuestra personalidad. Tanto las conmuevas como la música están situadas en el cortex-prefrontal, con lo que la música puede ocasionar toda clase de sentimientos/estados sentimentales. Por consiguiente, la música les asiste para desarrollar las habilidades intelectuales, sociales y personales mientras que se entretienen.

Procedimiento Suzuki

Su principal creador, el japonés Shinichi Suzuki, se encontraba convencido de que si todos y cada uno de los pequeños aprenden una lengua, asimismo tienen la posibilidad de estudiar el lenguaje musical. Su procedimiento recopila todas y cada una de las características del estudio del charla: iniciar prontísimo, acatando el ritmo del niño, reiterar en tantas ocasiones como sea preciso, siempre y en todo momento con el acompañamiento y el aliento cariñoso de los progenitores, etcétera. Transporta mucho más de 50 años consiguiendo éxito.

El procedimiento del excelente pedagogo asocia la educación musical con un instrumento. El violín fué el instrumento con el que comenzó a trabajar, pero se han ampliado otros: piano, flauta y otros instrumentos de cuerda. La educación se asienta sobre 3 pilares: el niño, el instructor y los progenitores, una escogida que configura el triángulo Suzuki. Comenzar temprano -entre 3 y 4 años, en un ámbito lleno de música, estudiar de manera gradual, entrenarse un rato cada día en presencia de los progenitores y estimulado por sus extraños, comunicar los aprendizajes con otros pequeños son otras peculiaridades del procedimiento.

Deja un comentario