cómo era capaz beethoven de tocar música siendo sordo

La conocida sordera de Ludwig van Beethoven no impidió que prosiguiera tocando el piano. Aquejado de una severa otoesclerosis del oído de adentro, Beethoven (1770-1827) comenzó a perder el oído en 1796, a la edad de 26 años.

Su hipoacusia se acentuaría dificultosamente durante la década siguiente, y en los últimos ocho años de su historia la sordera fue total.

Genio y virtuoso

Su talento para el piano próximamente se apreció a temprana edad y dio su primer recital público a la edad de ocho años. El padre de Beethoven deseaba promocionarle como el próximo niño prodigio, el nuevo Mozart. No obstante, Beethoven fue usado como músico de la corte en Bonn desde 1787. A lo largo de ese tiempo estudió resumidamente tanto con Haydn y procuró Mozart a fin de que fuera su profesor.

En 1792, Beethoven se mudó a Viena. Este es el comienzo de su primer periodo que duró fuertemente hasta 1800. A lo largo de ese tiempo, Beethoven de forma rápida se realizó un nombre como un pianista virtuoso. Usó sus capacidades en el piano para ganar el favor de la nobleza.

trompeta

Ludwig Van Beethoven – Symphony No. 5 – Sugerido Musical de la Semana

Lo mucho más asombroso en la historia del compositor alemán Ludwig Van Beethoven, es visto que, pese a padecer sordera gradual, que se aguzaba día a día, fuera con la capacidad de transformar en el eslabón primordial para la transición del clasicismo musical del siglo XVIII al romanticismo del siglo XIX. Con un legado de 722 creaciones, durante su fecunda carrera de 45 años, el genio prosigue todavía vigente.

Hacia 1796, a la edad de veintiséis años, Beethoven comenzó a perder la audición. Su restricción auditiva, fue un obstáculo que debió sobrepasar, al tiempo que su reacción en frente de esta, se interpreta como una guerra de la que salió heroicamente. Aun, se asegura que una vez que Beethoven por el momento no ha podido oír, se refugió en la privacidad de su imaginación, escuchaba música en la cabeza y después la escribía. No obstante, todo señala que la genialidad del compositor no solo se encontraba que se encuentra en sus proyectos musicales, sino más bien asimismo en la manera de emprender la bien difícil situación de su sordera.

Sobre Ludwig van Beethoven

Nativo de Bonn en 1770, Ludwig van Beethoven medró en el Palatinado, sometido a los usos y práctica; desde allí saludaría a la Revolución Francesa y después al advenimiento de Napoleón como enorme reformador y liberador de la Europa feudal, para terminar contemplando desilusionado la consolidación del Imperio francés. Su obra asoló como un huracán las convenciones musicales clasicistas de su temporada y extendió un puente directo, alén del romanticismo posterior, con Brahms y Wagner, e inclusive con músicos del siglo XX como Bartók, Berg y Schönberg. Su personalidad configuró entre los prototipos del artista romántico defensor de la fraternidad y la independencia, con pasión y trágico.

Deja un comentario