cómo escribir canciones y componer música

Precisamente en la red y en varios libros de música nos detallan que existen algunos esquemas de pactos que son básicos y que suenan bien juntos, en tanto que estos fueron utilizados ​​a lo largo de un buen tiempo y nuestro oído se fué habituando. Un caso de muestra de o sea el popular I-IV-V del blues, tocar esta progresión de manera automática sonará en el género padre del rock.

Si bien sí, son conceptos que tienes que conducir para ser teoría básica, para tu canción no es requisito que prosigas todos y cada uno de los esquemas; una vez un instructor de guitarra me ha dicho la oración:

Parte 2: Ciertos avisos de composición con un instrumento

16. Amplía tu vocabulario de pactos. (Tensiones, séptimas, disminuidos, add9, sus4…)17. Modula. Mudar de tonalidad a lo largo de el lapso de la canción es un recurso común. 18. Transporta. Procura tocar la canción en otra tonalidad. Al mudar de situación de voz seguramente la armonía le va a llevar por otros sitios (o acordes).19. Toca en otra situación exactamente la misma rueda de acordes. Por poner un ejemplo, en guitarra puedes emplear la parrilla (ceula, capo) para tocar exactamente los mismos acordes pero en distintas situaciones. Esto le va a llevar por otros caminos.20. Reemplaza algún acuerdo por otro que ande bien con exactamente la misma armonía si la armonía del tema te semeja bastante repetitiva. 21. Invierte. Una inversión es en el momento en que la nota mucho más grave de un convenio no es la primordial o tónica (la que da nombre al acuerdo). Prueba de que ciertos pactos se apoye en otra de las notas. 22. Cambia de instrumento. Prueba a tocar estos pactos con otro instrumento, seguramente terminas encontrando algo nuevo.

23. Cae sobre los pactos. Las notas de los pactos son tus amigas. Tienden a ser los puntos fuertes donde finalizar o comenzar las oraciones de la armonía.24. Canturrea la armonía mientras que compones y después redacta la letra. Existe quien usa el popular acento “spaninglish” imitando al inglés para poder ver de qué forma sonaría su canción cantada por un popular conjunto anglosajón. 🙂 25. Prueba a hacer la armonía de voz tocando un instrumento. Vas a poder hallar novedosas ideas y caminos que con la voz no van de manera natural26. Cambia el ritmo de la armonía. Un recurso común sería lograr que la estrofa y el estribillo sean opuestas a nivel rítmico. Por servirnos de un ejemplo, una estrofa con notas cortas y rítmicas, y un estribillo (o corazón) con notas largas.27. Sube a los estribillos. No en todos los casos ha de ser de esta forma, pero marcha bien que la voz en la parte más esencial del tema esté en una situación mucho más alta (o aguda) que en los versos o estrofas.28. Anticípate. Pruebe a comenzar la oración de voz antes del primer tiempo del primer acuerdo (anacrusa)29. Retrasate. Pruebe lo opuesto, entra el acuerdo primero y después empieza la oración de voz.30. Entra a tiempo. Comienza la oración de la voz precisamente en el primer tiempo del compás. 31. Combina los modelos de entrada precedentes a las diferentes unas partes del tema. En verdad, combina todo cuanto se te ocurra. 😉

Deja un comentario