cómo hacer para ser un buen músico

¿cuánto tiempo debo dedicar a mi instrumento si deseo estudiar a tocar? ¿a qué edad es aconsejable comenzar? ¿va a ser tarde para mí? ¿por qué razón no me van los bendings? ¿por dónde comienzo? ¿debo comprender música para tocar un instrumento?

Desde el momento en que comenzamos a llevar a cabo manuales de armónica muchas son las cuestiones conque hizo. Es positivo que tenga esta curiosidad conque intentaremos emprender el tema resumido en:

Desarrollar el ritmo de adentro

Todo músico, con independencia del instrumento que toque, debe tener ritmo. Es indispensable. Un músico sin ritmo puede tocar notas pero no serían entendibles. El ritmo es la base de la música.

Para prosperar nuestro ritmo hay múltiples elecciones: entrenar con metrónomo, ofrecer clases de baile, tocar las escalas con ritmos distintas y estudiar percusión. Yo, especialmente las he probado todas y cada una, y te digo con propiedad que marchan.

Aparato

El hábito no hace el monje y Si bien la mona se vista de seda, mona se queda. Un óptimo músico va a hacer música, en mayúsculas, con cualquier instrumento con independencia de la calidad. Pero, si deseamos resultar buenos músicos, vamos a deber invertir en uno que nos deje el mayor nivel de perfección técnica viable en puntos tan impotantes como afinación, color, utilidad… o la durabilidad del instrumento. No obstante, hay que tomar en consideración que el instrumento por sí mismo no va a significar nada, los desenlaces van a ser los más destacados que se logren aguardar si estableces una relación, lo que se logra pasando muchas horas juntos…

<p id= "caption-attachment-11421" Fotografía de Guillermo Fdez con licencia C.C.

Aptitud para amoldarse a eso que nos solicitan

Un músico profesional ha de ser con la capacidad de adecuarse al género de actividad que debe efectuar y en función de las necesidades de quien nos dirige o pide nuestro servicio. Ahora bien trabajes en una orquesta y debas reaccionar bien y de forma eficaz a las advertencias de un directivo, seas ligado de una tienda de música y tienes que adecuarte a la filosofía de la compañía, o seas un compositor de jingles para avisos comerciales que deban ajustarte a eso que quiere el anunciante… deberás siempre y en todo momento ajustarte a lo acordado con segundas partes y no dejarte llevar por la subjetividad.

Un músico, alén de ser puntual (algo indispensable para cualquier profesión) ha de estar ordenado en todo instante, entender administrar la agenda, los hechos y el agobio. Además de esto, ha de saber ordenar su historia profesional adjuntado con la vida personal y comprender que en algún momento deberá prescindir de su historia personal a favor de su carrera. Del mismo modo, debemos ser causantes con lo que hacemos y mencionamos, de de qué forma vestimos y nos expresamos; conformar una marca personal que nos abra puertas y tener en regla todo lo preciso para lograr vivir de la música profesionalmente.

Deja un comentario