cómo industria musical cambia la imagen de sus artistas continuamente

No soy en especial popular (según el método de la mayor parte de la multitud) y no soy rico (para Wall Street); solo soy un tipo que hizo prácticamente de todo en el negocio de la música con ciertos enormes logros, y ciertos descalabros aún mayores!

Blockchain y protocolos libres para progresar compensación de artistas

Para contribuir a corregir estos inconvenientes, como los de fugas en los pagos, el Banco Interamericano de Avance (BID) patrocinó el Laboratorio de Verano 2017 de la OMI que sucedió en Boston, en el marco un emprendimiento que explora la utilización de novedosas tecnologías como el blockchain para respaldar a una industria creativa fundamental para la economía de América Latina y el Caribe. En concreto, la OMI crea un protocolo de fuente abierta (API) para la identificación traje de los sucesos de derechos de creador y desarolladores en la música.

“En este laboratorio humano, 20 competidores de todo el planeta desarrollaron prototipos funcionales basados ​​en tecnologías como blockchain. La naturaleza descentralizada de esta tecnología podría favorecer una mayor transparencia en lo que se refiere a propiedad intelectual”, enseña Kayla Grant asesora de programas de innovación en el BID.

¿Hacer monetizable música con blockchain?

En el momento en que los entusiastas de la música de Jamaica escuchan uno de sus éxitos de temporada, se piensa que Kalieba y Chino se frotan las manos esperando de un cheque. Bien, mejor que aguarden sentados, puesto que no es tan veloz. Podría tomar hasta un par de años a fin de que los paguen y sería prácticamente irrealizable entender si reiben una compensación justa.

“Los procesos para registrar la propiedad intelectual por lo general son muy molestos y costosos para los artistas; además de esto, en el Caribe, la carencia de tecnología y capacitación en monetización les transforma en óbices prácticamente inmejorables”, enseña Ignacio de León, líder del aparato que en el BID busca expandir la utilización y la adopción de tecnologías de información y comunicación a las industrias creativas en el Caribe.

La música y las comunidades

Las comunidades representan una enorme ocasión. Los entusiastas de la música, usamos Twitter o Fb para sostenernos al tanto sobre nuestros conjuntos preferidos. Además de esto, el 99% de las ocasiones es en las comunidades donde se lanzan sus novedosas canciones o vídeos.

Es mucho más, la mayor parte de la audiencia interesada en música se reúne de manera natural en las comunidades, donde forma sus comunidades y charla sobre conjuntos y artistas.

¿Dónde suena la música?

Una vez terminado el máster final de tu música, el próximo paso es dirigirte a tu público con ella. Aquí, es esencial centrarse mucho más en las comunidades, los medios web y los foros de discusión en línea, en tanto que a través de estos canales vas a poder llegar a una infinita cantidad de usuarios. Conque aparte de tener una página de comienzo todo el tiempo actualizada, es requisito usar regular y extensamente los canales habituales, como Fb, Instagram, Twitter, TikTok y YouTube (Vevo), etcétera., a fin de que el cliente esté informado de tu vida día tras día de artista a través de un fluído incesante de información.

La identidad del artista se puede impulsar y ver aún mucho más con vídeos musicales. Los foros de discusión conformados singularmente para los entusiastas se usa para ofrecer peculiaridad y también canjear información concreta sobre el artista y el ambiente privado. Esto incrementa el link entre el artista y su club de entusiastas, puesto que no solo les da la posibilidad de formar parte en la vida del artista, sino más bien asimismo contribuir al desarrollo creativo y ofrecer respuestas directas a través de encomios y críticas.

Deja un comentario