cómo nos llega la música al oído

seguramente conoces a alguien que padezca tinnitus o acúfenos (un zumbido, un silbato o un zumbido sin fuente externa).

Pero, ¿sabías que varias personas tienen una variación de tinnitus donde escuchan armonías reales? Tiene por nombre síndrome del oído musical o tinnitus musical.

Una parte de nuestra vida

Tenemos la posibilidad de elegir oír música al principio del día solo levantarnos; de sendero a la escuela o al trabajo; tras comer; por la tarde a lo largo del estudio o para concentrarnos; mientras que nos duchamos; en el final del día mientras que elaboramos la cena o antes de reposar. Hay una extensa variedad de instantes en los que tenemos la posibilidad de seleccionar oír música. Pero si hay algo común en todos estos instantes es que: lo hacemos por exitación.

El oído siempre y en todo momento tuvo la meta de capturar señales auditivas para alertarnos de probables riesgos. Pero ha recibido otra función que hemos desarrollado nosotros, la de ser parte fundamental para hacer y oír música.

¿El oído absoluto genera sordera?

El popular compositor y pianista Beethoven comenzó a perder audición a la edad de 25 años, y de momento de su muerte le había perdido absolutamente. Otros músicos con oído absoluto como Phil Collins, Eric Clapton o Mandy Harvey asimismo han sufrido pérdidas de audición, y se ha especulado con que el oído absoluto podría incidir en la pérdida auditiva.

La música se encuentra dentro de las profesiones mucho más peligrosas en lo que se refiere al precaución de la salud auditiva. Se calcula que precisamente un 50% de los expertos de la música padecen algún género de pérdida auditiva durante su historia.

Consejos para desarrollar el oído musical

Cantar lo que tocas: Este es un recurso muy recurrente a los guitarristas de Jazz al improvisar, es recurrente ver que van cantando lo que van improvisando, de ahí que se tienen la posibilidad de tocar armonías o escaleras ahora la vez ir cantando las notas, como es natural los nombres de los sonidos, una sílaba como la, lu, lo, tienen la posibilidad de ser útiles.

Esto contribuye a relacionar las notas que se tocan con los sonidos que emite el instrumento, ocasionalmente las manos llegan solas a los trastes en el momento en que se desea sacar una armonía a oído puesto que el cerebro ahora creó la relación de sonidos .

Deja un comentario