cómo se llaman las notas de música

Música, música, oímos música, tocamos música respiramos música, esta sucesión de pactos, de notas, La, Sol, Mi… pero… ¿te has cuestionado jamás de dónde viene el nombre de las notas?

Aquí una muy breve historia, de ahí que nos transportamos en el tiempo hasta el siglo X, en el que un monje benedictino llamado Guido de Arezzo fue quien – según enseña la historia- le dio nombre a las notas musicales.

Aparición de las siete notas

Según el procedimiento de Guido, solo se usaban seis notas, puesto que SI no existía. Fue tiempo una vez que se decidió llenar la escala, agregando la nota SI. Para nombrarla usaron ámbas últimas expresiones de la canción utilizada por Guido: Sanctus Ioannes. De esta forma la nota final fue mencionada como SI.

Múltiples siglos después, en 1640, Giovanni Battista Doni ha propuesto mudar el nombre de la nota Ut, por un fácil Do.

Grecia y el Epitafio de Seikilos

Entre los primeros testimonios de notación musical que se conocen hoy en día es el llamado Epitafio de Seikilos, grabado en una lápida en torno a los siglos II aC – I dC.

Mira que increíblemente poco se semeja a las partituras recientes:

Línea roja

Varios años tras los cantos gregorianos, a alguien se le ocurrió poner una línea roja en el papel, que servía como referencia y representaba un tono concreto. De esta manera, si los símbolos iban hacia arriba quería decir que las notas iban ascendiendo, y si los símbolos iban hacia abajo mucho más cerca de la línea roja, quería decir que las notas descendían. Por supuesto, este procedimiento fue poco efectivo pero aportó un concepto fantástica: las líneas.

Cerca del año 1.000 d.c. un monje de Italia resolvió el inconveniente de la línea roja. A Guido se le ocurrió poner 4 líneas sobre el papel y entregarle un nombre a cada línea ahora cada espacio entre ellas. Lo único que debía llevar a cabo el músico era aprenderse de memoria el sonido de cada símbolo en dependencia de la línea o espacio que ocupase. Enseguida, Guido apreció una deficiencia: no era viable distinguir cada nota salvo que les pusiese un nombre. De ahí que usó la letra de una canción, donde cada verso empezaba con una nota diferente y tomó la primera sílaba de cada verso para denominar las notas musicales: Ut, re, mi, fa, sol, la.

Como conclusión

Las notas musicales en inglés surgen de la notación de Boecio y se pronuncian así como las letras del alfabeto. Hoy en día la escala musical de siete notas que conocemos se redacta de esta manera:

A – B – C – D – Y también – F – G (La – Si – Do – Re – Mi – Fa – Sol)

Deja un comentario