cómo trabajar el miedo con música

Nuestro libro Taller de Conmuevas tiene dentro varios elementos para trabajar la educación sensible en la escuela. Ocupaciones, poesías, oraciones que tienen la posibilidad de ser disparadores o sujetadores de ocupaciones y proposiciones. Les comparto uno de mis preferidos, la Canción del Temor, de los Musiqueros. Unos músicos espectaculares que hacen cosas increibles y muy respetuosas de la niñez Aquí va la letra… ¡Y aquí la música, cantada por los Musiqueros!! Para verla hace CLICK AQUÍ Mucho más elementos en nuestro libro Taller de Emocions. Clic aquí Lic María Cecilia Marino

Proposiciones de ocupaciones

Ahora, de manera realmente simple, expondré ciertas ocupaciones que fomentan las conmuevas en el área de educación musical. No es requisito ser enseñante especializado para efectuar este género de ocupaciones.

  1. “La mañana y la canción”: La actividad en una primera instancia va a ser grupal. El enseñante solicitará al alumnado redactar en un papel su canción preferida. Tenemos la posibilidad de soliciar tres por alumnado a fin de que haya bastante pluralidad. Estas proposiciones se guardarán en un bote en el que guarde las canciones. Cada mañana, un alumno va a sacar una canción y el enseñante la reproducirá en un medio audiovisual. El alumnado va a poder desplazarse y bailar de manera libre.
  2. Creación de cuentos: El alumnado dispondrá de una sucesión de tarjetas con temáticas distintas para hacer un cuento de manera grupal. Van a deber crear una historia y dramatizar en el sala agregando distintas conmuevas y sonidos musicales (con elementos de sala o instrumentos de construcción propia). Ejemplo de tarjetas en las que aparezcan; individuos, objetivos, conmuevas, instrumentos, lugar, material escolar…etcétera.
  3. Pintar la música: en un caso así, la actividad se va a trabajar con música tradicional que presente distintas contrastes. Ponemos un papel continuo en el sala y los estudiantes se van a sentar cerca de este papel. Con distintas pinturas (con temple es muy eficiente) el alumnado plasmará lo que le brotara la audición al papel. Tras esto se va a hacer una puesta en común para saber los diferentes puntos de vista de sus compañeros.
  4. Trabajar las conmuevas y las notas musicales a través del cuento “El día que me enojó”

Segunda una parte de la entrevista efectuada para la página web  «el blog de la imaginación en el piano».

  • ¿QUÉ ES EL MIEDO ESCÉNICO O TRAGO?

El temor escénico es consecuencia de la contestación psicofísica aproximadamente intensa que aparece a consecuencia de pensamientos anticipatorios aciagos sobre la situación real o imaginaria de accionar en oposición al público. ¿Exactamente en qué se traduce esto?

Autovaloración y temor escénico

Aseguran que los artistas siempre y en todo momento tienen inconvenientes con su autovaloración. No sé si es verdad o no, pero observando mi ejemplo, puedo mencionar que en mi caso era acertado. He que se titula esta sección usando el término “autovaloración”. Por contra, por mi experiencia como psicoterapeuta, quiero usar el término “amor a mí” en vez de “autovaloración”, puesto que el concepto de este último me semeja, habitualmente, poco claro.

En todos y cada uno de los instantes en los que experimenté temor escénico puedo ver una clara falta de amor a mí y un enorme deseo de “caer bien”, agradar o ser respetado por el resto, primordialmente por personas próximas, instructores , amigos…etcétera. El temor, como hemos dicho, puede ser usado como herramienta para ver nuestros límites y también deficiencias y valorar nuestro amor a nosotros y asimismo puede ayudar a que aprendamos la bella labor de querernos sin condiciones. Ver y encararnos a nuestro nivel de autovaloración en el momento en que este no es altísimo (por poner un ejemplo, en el momento en que sentimos temor) puede ser una labor verdaderamente dura que pudiese semejarnos prácticamente despiadado. Por tal razón, acostumbramos a traspasar y forzar nuestros límites sin defendernos en frente de esta “violación”, y esto no es bueno para nosotros.

Deja un comentario