con la musica a otra parte aie

8TV emite en Cataluña con la licencia que antes detuviese al Conjunto Godó, y hoy en día propiedad del italiano Nicola Pedrazzoli. Es, debemos advertirlo, un canal solo capaz para corazones intrépidos, por el hecho de que allí están en comandita desde Pilar Rahola al ex- directivo de TV3 Vicent Sanchis, de Artur Mas –sí, sí, lo que nos metió en el lío– en el indultado golpista Rull, del exportavoz de Junts y hombre buscado por el CNI en patinete Eduard Pujol, entonces ex- directivo de RAC1, emisora ​​asimismo propiedad de Godó, en Santiago Espot. El estilo es exactamente el mismo del ahora desaparecido Canal Catalá, asimismo del italiano: debates vulgares, repetitivos, rancios y disonantes, demagogia y mucho más demagogia, un corte nada disimulado hacia el separatismo mucho más descarnado y feroz y el viejo truco de convocar 2 constitucionalistas a fin de que separatistas, podemetas y algún sociata los apaleen entre enormes aspavientos y visajes.

Le hacía falta algo al condume, el erotismo. Ahora tienen en parrilla un programa de señoras empoderadas que, para probarlo, la mayor parte afirman ser bisexuales, usar un repertorio de juguetes eróticos infinito y alardear de sus vivencias. Pero, insistimos, hacía falta ese punto ruin que desde Canal Català se ofrecía, no en balde Pedrazzoli era el rey de los Call Center, experto en llamadas de prominente voltaje o de adivinación. Tengamos en cuenta que el mítico Sandro Rey era la star de las noches en ese canal con su tradicional «Benedicciones y buenas noches». Bien, ya que ahora lo tienen en el formato nocturno «El Circ», anunciado por un Frank Blanco al que no podíamos adivinar un destino tan funesto desde esos lejanos tiempos de joven en los que hacía piel para irse a Radio Mollet. Blanco es buen tío y asimismo buen profesional, digámoslo todo. Fué presentador de varios programas radiofónicos y televisivos, Zapeando, por ejemplo, pero la fortuna no le ha acompañado y en este momento está en 8TV presentando un programa que desea y no puede ser un Crónicas Marcianas. Y le han adentrado una sección donde alguien en pelota picada debe elegir por ejemplo 2 personas asimismo como su madre les llevó al planeta pero, ¡ah!, con la cara tapada. Un First Dates pero con el chorrito o el zafarique al aire. ¿De qué manera se conjugan el griterío chirriante de una Rahola poco a poco más desquiciada y el morcillamen al descubierto? Labor bien difícil para quien cree en la oración de Josep Pla «Solo los tontos enseñan el trasero y la cartera». La cartera es evidente, por el hecho de que todos estos individuos no se mueven por 4 duros, créanme. Y el trasero le ponen anónimos participantes además de esto refocil del discutiblemente respetable público pues todo es igualmente zafi, vulgar, ordinario y sin talento, tanto las tertulias como el parrus. A esto llegaron, a llevar a cabo converger supremacismo y gente en pelota picada. Es un canal privado y tienen la posibilidad de llevar a cabo lo que les dé la gana, pero no ya no es interesante que Pedrazzoli, que en el momento en que tenía el Canal Català declaró que deseaba realizar una Intereconomía separatista y al que se le negó por la parte del CAC el primer intento de compra de la tele que en este momento tiene, fracasando en sus intentos de exportar el modelo en todo el país, viéndose obligado a vender la licencia al conjunto El Punt-Avui y desapareciendo prácticamente de todo el mundo, haya vuelto con esa astracanada.

Deja un comentario