con la musica nos reimos bailamos

Hace ya tiempo que no rico enserio. Quiero decir que carcajada limpia, a entretenerse de risa. Reírse y ahora está, sin análisis a través de. La risa mucho más pura, la que nace de las supones, de lo mucho más profundo. Una risa prácticamente beligerante, que duele, mucho más de homo erectus que de homo sapiens. La risa como limpieza, como instrumento para ingresar en tránsito, prácticamente pulsión de muerte; una risa que es prácticamente una sustancia, que estimula nuestro ser, convierte nuestro ámbito y nos licua el cerebro. Una risa primigenia, salvaje, sincero.

No es que antes nos riéramos mucho más o tuviésemos mucho más sentido del humor, pero sí que ocasionalmente reíamos enserio. Eran capítulos ocasionales, quizá diez, 12 o quince por año, en los que como las bañistas de natación acompasada todo se paralizaba a lo que nos rodea y lo único que podíamos llevar a cabo era reír. Uno, 2 o tres minutos en los que solo existía la risa, donde no éramos nosotros. Múltiples decenas y decenas de segundos de ruidos guturales y ásperas expresiones faciales. La risa y solamente, o la risa y el mucho más absoluto vacío.

rock

Pequeños instantes catárticos compartidos sin raciocinio alguno que justificaban una amistad, una riña, nuestra vida.

El enorme potencial de la música es que no posee límites

Si pensamos en música tenemos la posibilidad de percatarnos de que hay mucho más de una forma de poder expresarla, desde tararear una canción que nos atrae bastante o que se nos quedó enganchada a la cabeza, oír cualquier canción, tocar un instrumento o hasta transformar cualquier cosa en un instrumento.

Además de esto, no solo hablamos de la canción, asimismo bailamos, hacemos ejercicio, reímos, aun los mucho más mayores hasta en el momento en que oímos una canción, aun nos echamos a plañir.

‘Retratos’

En esta actividad nos observamos frente a un espéculo para reconocernos, querernos y aceptarnos. Mediante ver y un masaje facial con música relajante y respiración conocimos un tanto mejor nuestro físico y después observamos a nuestro yo interior. Nos admitimos así como somos fue entre las muchas cuestiones planteadas en esta sesión. Me pareció una sesión muy mágica.

El Programa en Melilla en el CEE Reina Sofía es viable por medio de la FIME y en el acuerdo suscrito con el Ministerio de Educación y de Capacitación Profesional. Además de esto, participaron y cooperaron asimismo la Consejería de Confort Popular de la Localidad Autónoma de Melilla y el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 mediante su convocatoria del 0,7%.

Y por último, ¿qué provecho tiene para nuestro bienestar bailar?

Bailar es muy entretenido, nos asiste a salir de la rutina y tiene bastantes provecho a nivel mental, físico y sensible. Bailar no posee edad, basta entender escoger la modalidad que se amolda mucho más a nuestro cuerpo ahora nuestro estado anímico.

<p id="caption-attachment-15814" fotografía: @angelovisuales/Unsplash

Deja un comentario