con la otitis se puede escuchar musica

A lo largo de la temporada de invierno, las bajas temperaturas y la alta circulación de virus respiratorios causan un incremento en las situaciones de otitis media aguda, una patología donde se inflama la oreja media y que se ha tratar a tiempo y de manera correcta, para eludir efectos sobre la salud y secuelas como la hipoacusia.

La otitis media aguda es una patología que comienza con un cuadro brusco, de corta duración y que perjudica a la oreja media. Por norma general este género de otitis se genera en el contexto de patologías respiratorias (como enfrios y sinusitis), más que nada en lactantes y pequeños pequeños. La Asociación De españa de Pediatría calcula que a la edad de 5 años mucho más del 90% de los pequeños han sufrido algún episodio de otitis media aguda y un 30% sufre esta patología de manera recurrente.

Eludir la Pérdida Auditiva por la Música

La mejor forma de poder continuar gozando de la música a lo largo de años sin desarrollar inconvenientes de audición o pérdida auditiva precoz, pasa por la prevención.

Es esencial aceptar a las orejas reposar. Las orejas no se tienen la posibilidad de cerrar y dejar de oír. De ahí que, debemos empujarlos a relajarse eludiendo la exposición incesante a ruidos.

Música y estudio

Merced al ingrediente sensible de la música, esta participa en los estados de ánimo y en la educación. Gozar de una música que nos atrae y libera en el cerebro una hormona llamada dopamina, que está relacionada con la motivación y la focalización de la atención. De ahí que optimización de manera significativa la memoria y la educación.

Tal es así que percibir música en el momento en que efectuamos ocupaciones manuales, contribuye a sostener la concentración e inclusive incrementa la aptitud imaginativa. De ahí que, dejar a los pequeños percibir música mientras que juegan, escriben un cuento, dibujan, hacen los deberes o tienen que sostenerse concentrados, es mucho más que positivo.

Sordera tras un concierto: ¿Por qué sucede?, ¿es reversible?

Por norma general, las ocupaciones de ocio acostumbran a estar expuestas a ruidos realmente fuertes a lo largo de largos periodos de tiempo. En las discos, pubs y recitales se llegan a sobrepasar los 85 decibelios sugeridos, lo que se transforma en un mal para nuestros oídos.

La exposición a estos entornos estruendosos hace fatiga auditiva en las células sensoriales del oído, dando sitio a una pérdida temporal de audición. Esto sucede pues, conforme se aumenta el volumen de un sonido, se genera la reducción temporal de la sensibilidad auditiva. No debemos estar preocupados en demasía por esta pérdida de audición que por norma general es transitoria. Hablamos de un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo en frente de esta agresión acústica, que va a desaparecer, en general, tras reposar bien durante la noche. Además de esto, podríamos tener, lo que en general se conoce como silbidos o zumbidos en las orejas. Padecer sordera temporal o tinnitus tras un concierto señala que la próxima vez que nos exponemos a música alta o ruidos fuertes deberíamos emplear protección para las orejas y separarnos de los altífonos, para eludir la pérdida persistente de la audición.

¿De qué forma resguardar las orejas de las infecciones en el momento en que se usan audífonos?

  1. Adecentar audífonos semanalmente para remover bacterias
  2. Retire los audífonos en el momento en que resulte posible para dejar que las orejas respiren
  3. de formar parte en ocupaciones acuáticas (4) lejos de la humedad lo mucho más que logre a lo largo de las ocupaciones acuáticas, en especial en el baño

  4. Prosiga las prácticas de cuidado correctas para los audífonos según lo preparado en su audiólogo

del oído o tiene inconvenientes utilizando su audífono que tienen la posibilidad de ocasionar una infección, es esencial proseguir las normas dadas para eludir inconvenientes auxiliares. Si tiene alguna pregunta sobre infecciones del oído y audífonos, por favor póngase en contacto con New Generation Hearing Centers para una solicitud gratis.

Deja un comentario