con que musico se comparaba a fran liszt

En el marco del período de charlas-concierto Músicos y Medicina, que se dedica al análisis de las historias clínicas de enormes músicos, El Instituto Nacional (ECN) acogió ayer por la tarde la sesión dedicada al compositor húngaro Franz Liszt (1811 – 1886). La actividad fue ordenada y también dada por el médico y el estudioso Adolfo Martínez Palomo, miembro de ECN.

Franz Liszt, considerado “el pianista mucho más increíble de la historia”, según apuntó Martínez Palomo, nació en el pueblo de Raiding, correspondiente a la una parte de Hungría que en el final de la II Guerra Mundial fue cedida al Imperio austriaco. De ahí que el músico jamás charló húngaro con fluidez; sus lenguas fueron la lengua alemana y la lengua francesa.

Evaluación.

Si bien la calidad artística de una gran parte del colosal cuerpo de creaciones de Liszt todavía es objeto de discusión, su relevancia es incuestionable en el avance de la técnica pianística actualizada; en la introducción a la música del elemento satánico de tempos inquietantes, traviesos y esquivos llamados «diablerie»; en la evolución de la armonía y las formas musicales; y en la capacitación de los idiomas musicales románticos superiores de la temporada. Compartió con Fédéric Chopin y Robert Schumann el dominio sobre la composición de música particularmente pianística, ideando muchas técnicas de forma directa similares con el teclado. Desarrolló para orquesta la manera semiprogramática de un solo movimiento que llamó “poema sinfónico”, prestando asistencia de esta manera a otros músicos a solucionar inconvenientes planteados por la música inspirada en materiales extramusicales.

Las creaciones armónicas de Liszt fueron fundamentales puesto que se distanciaron del estilo rococó-tradicional vienés del siglo XVIII al romanticismo del XIX y la separación de la tonalidad en el siglo XX. Prefigura no solo la escala de tonos terminados, sino más bien asimismo la atonalidad y politonalidad. Con Wagner encarnó y predicó «la música del futuro» y abogó por una síntesis de las artes con una intención prácticamente religiosa. Liszt solamente dejó un empleo musical predeterminado sin cuestionar o sin cambios.

NeE: En ocasiones se equipara las 4 baladas de Chopin con las de Brahms, pero no se debe olvidar que Liszt asimismo escribió 2 baladas para piano. ¿Qué puede comentarnos sobre esta balada número 2 en sí menor?

Sí, es cierto que en el momento en que se charla de baladas, nocturnos o polacas, se piensa eminentemente en Chopin, y se olvida que otros músicos, como Weber, Mendelssohn o Liszt, asimismo escribieron proyectos que llevan estos títulos .

instrumento musical

Estilísticamente (y por consiguiente pianísticamente), hay enormes diferencias entre las baladas de Chopin y de Liszt. Asimismo afirmaría que existen algunas semejanzas entre la segunda balada de Liszt y el Après une lecture de Dante: las dos proyectos empiezan en obscuridad y se desarrollan en el triunfo de la vida. La balada de horror Lenore de Bürger, que fue la fuente de inspiración para la segunda balada de Liszt, acaba dramáticamente con la desaparición de Lenore, el personaje primordial. Liszt escoge de socorrer a los individuos de la obra. Afirmaría que es una paráfrasis desde la perspectiva del contenido, una transformación creativa o metamorfosis del compositor. Exactamente la misma actitud y forma de pensar creativa es, como ahora he dicho, importante para interpretar las proyectos de Liszt. Nada ha de ser tomado verdaderamente.

Completamente. Las creaciones de Liszt son muchas: él revolucionó los conceptos pianísticos tras su acercamiento con Paganini, que fue un innovador del violín. Gracias a sus creaciones, el violín parecía un instrumento desconocido a sus contemporáneos, si bien fue absolutamente creado como instrumento 2 siglos antes, y tocado por otros violinistas espectaculares. El piano de Liszt, que en contraste al violín de Paganini se desarrollaba como instrumento simultáneamente en el pianismo de Liszt, fue, como el violín de Paganini, un piano intensamente recreado, que salió del salón donde Liszt tocó sus primeros recitales . En lo que se refiere a las formas musicales, entendemos que Liszt revolucionó la manera sonata, convirtiéndola en una obra de un solo movimiento con partes contrastantes. La música programática es otra de las creaciones esenciales de Liszt. Afirmaría que es un personaje que sintetizó la estética de su temporada.

Deja un comentario