cuánto dura el musical cantando bajo la lluvia

La coreógrafa Miryam Benedited resalta además de esto el reto que piensa el montaje para actores y bailarines. «Hacen un ejercicio despiadado» con una iniciativa amoldada al público del siglo XXI, con ciertas pequeñas ediciones en lo relacionado al largometraje original. Catorce números musicales, 75 cambios de escena y 190 cambios de vestuario dan fe en cantidades de este reto.

Hay mucho más. Las luces cambian 300 ocasiones y se usan unos 50.000 vatios de sonido. «Es una obra superdinámica -según Llàcer- donde absolutamente nadie para ni un solo instante, con una súper apuesta por que llueva en el ámbito. En la próxima, vamos a hacer volar a alguien», bromeó.

Representación de la provincia de Albacete en este esencial musical

En este momento el responsable de ofrecer vida al personaje principal de esta historia que avanza en los años 20 es el almanés Miguel Ángel Belotto. No obstante, revelaba en El Digital de Albacete que no es el único manchego del elenco que noche tras noche sube a las tablas de Teatro Nuevo Apolo de La capital española para representar al musical Artista Baix la Lluvia. «Tengo un compañero, Tony Iniesta, que es de Hellín», señalaba. Así Belotto confesaba que “jamás habíamos trabajado juntos y la primera cosa que me ha dicho en el momento en que nos conocimos es que se había enterado de que yo era de Almansa”.

Narraba Miguel Ángel Belotto que este musical «es una adaptación de la película de 1952 que todos conocen y que dirigió y protagonizó Gene Kelly». El artista natural de Almansa resaltaba que este musical «está producido por Nostromo Live a través de Àngel Llàcer, Manu Guix y la coreógrafa Miryam Benedited».

Viajar por medio de la luz

La plaza de la Armería acogerá la instalación de luz y sonido Evanescente, de Atelier Sisu, los días 21, 22 y 23 de diciembre, de 12:00 a 23:00 h, como adelanto del Festival En todo el mundo LuzMadrid 2023. Hablamos de una instalación que explora el término de lo efímero. El material descompone la luz en un arco iris de distintas colores. Sombras complicadas de color se proyectan sobre el ambiente, cerca de la obra, simulando la reflectividad y la singularidad de las burbujas. Durante la noche, la instalación cambia y las proyecciones de luz rebotan en la cubierta reflectante de las esferas creando una experiencia absolutamente novedosa.

Y a través de Studio Roosegaarde, los jardines de Sabatini van a ser presentes de SPARK, un espectáculo luminoso sin precedentes que va a poder verse los días 3 y 4 de enero, de 19.00 a 23.00 horas. A través de una combinación de diseño y tecnología, una cantidad enorme de burbujas de luz realizadas con materiales biodegradables flotan en silencio, transladadas por el viento siempre y en todo momento dinámico. La instalación está inspirada en las luciérnagas y en la galaxia de Estrella. La activa nube de SPARK inspira a los visitantes a preguntarse y pensar sobre su conexión entre ellos mismos y la naturaleza.

Deja un comentario