de cuantas partes debe constar una clase de instrumento musical

En nuestra tienda musical comprobarás que el xilófono es un instrumento de percusión de la familia de los idiófonos. Los idiófonos son todos esos instrumentos en los que su cuerpo hace de materia resonadora. O sea, el sonido se crea por medio de la vibración del cuerpo, sin empleo de cuerdas, membranas o columnas de aire.

En la situacion del xilófono, al pegar con una maza todas las láminas de madera por las que está formado, estas vibran emitiendo una nota musical. Cuanto mucho más cortas y pequeñas sean las láminas, mucho más agudo va a ser el sonido y cuanto mucho más largas y enormes mucho más grave.

Género de introducción

Una partitura musical establece una introducción para una canción.

La introducción es una parte de una composición que aplica en diversos tipos de alegatos y creaciones, así como:

Una iniciativa

Por si acaso sirve de ejemplo, a las mis clases dividido los contenidos en tres bloques temáticos: técnica pura, estudios -donde va cobrando forma musical el estudio técnico- y repertorio -que es la meta último hacia el que se dirige todo el trabajo-.

En el primer bloque cuidamos el calentamiento y estudiamos los principios de todos los mecanismos implicados en el hecho de tocar, como son la respiración, la boquilla, la emisión y la regularidad del sonido, la articulación y el mecanismo de los dedos; a todos y cada uno de los escenarios, con un conveniente nivel de contrariedad y exigencia en todos y cada uno. En el momento en que es necesario ofrecemos la oportuna explicación y en el momento en que no, por el hecho de que es ya un tema comprendido y estudiado, hacemos los ejercicios como rutina de calentamiento y automatización de los movimientos. Para efectuar esta clase de trabajo se puede recurrir a alguno de los libros y métodos ahora publicados o realizar material propio, pero en cualquier caso es indispensable entender cuál es la intención de todos los ejercicios y las ventajas que se procuran. No es suficiente con reiterar cada ejercicio de un libro un preciso número de ocasiones, hay que prestar atención a eso que está planeado. Por servirnos de un ejemplo, en un ejercicio de notas tenidas u octavas nos fijaremos en la seguridad, afinación y homogeneidad del sonido, no solo en la duración o sencillamente al cumplir el número de reiteraciones que hayamos decidido efectuar.

Deja un comentario