de donde es el cajon musical

Si has visitado nuestro espectáculo flamenco en Barcelona, ​​indudablemente has oído el ritmo del cajón flamenco a lo largo del espectáculo. En la actualidad este instrumento de percusión es una sección importante en cualquier capacitación de flamenco y es prácticamente irrealizable imaginarnos este género sin su característico sonido.

No obstante, la verdad es que la relación entre el cajón y el flamenco solamente se creó hace unas décadas. ¿Cuál es el origen del cajón flamenco, ya que?

Orígenes del cajón

Varios melómanos conocemos la predominación del cajón en la civilización musical del flamenco. Único en su clase, este instrumento se convirtió en un fundamental en el rico género musical, pero más allá de la longeva historia del flamenco, la aparición de sus particulares percusiones no brotó hasta 1977. Fue bastante antes, en siglo XVII, en el momento en que se data la aparición de lo que sería el precursor del cajón flamenco en tierras lejanas en España.

Diríase que fueron los esclavos africanos llevados al conjunto de naciones por los colonizadores españoles, en concreto en Perú, quienes usaron cajas de madera para acompañar a sus cantos que de todos modos eran destinadas al transporte de mercancías. El ‘Panalivio’ era una de esas canciones construídas para denunciar las condiciones de ciervo. Estos métodos de demanda fueron reprimidos por la Iglesia Católica por considerarlos paganos y, por consiguiente, todos y cada uno de los cajones que servían de acompañamiento fueron prohibidos y quemados. De alguna manera estos protocajones fueron un símbolo de pelea contra la opresión colonizadora, cajones que difícilmente lograron ser retirados de manos de los esclavos por su fácil substitución.

¿Por qué razón el cajón es perfecto para el flamenco?

En ese instante vio precisamente que el cajón encajaba con la percusión del flamenco, una percusión que siempre y en todo momento se había tocado con las palmas, pero no ofrecían la rigidez y precisión correcta para el conjunto que sí tenía el cajón.

Otras peculiaridades que, a juicio de Paco de Lucía, hacían a este instrumento perfecto para el flamenco, era el sonido agudo afín al del talón del bailaor y el grave semejante al que hace el artista con la planta a lo largo del zapateado.

El cajón en nuestra música

El cajón tiene un espacio particular en la música cubana. El cajón pertenece a la rumba cubana, de la civilización musical de la isla. Está que se encuentra en muchas de las agrupaciones de música habitual de Cuba y se emplea tanto en las congas improvisadas en las calles de la isla como en enormes recitales.

Los sonidos habituales del cajón tienen la posibilidad de ser perturbados al tocarlos con distintas elementos, aparte de las manos, como las escobillas de metal y las baquetas de madera, como logró Ruy Adrián López-Nussa, entre los talentosos jóvenes músicos cubanos con mayor reconocimiento internacionalmente en estos instantes.

¿Quién inventó el cajón peruano?

Los datos oficiales aseguran que fue el habitual “Gancho Arciniega”, entre los tocadores y primeros exponentes del cajón, en verdad, fue él quien lo incorporo al vals.

Quizás la contestación venga al notar su utilidad y facilidad en el instante del transportado. En verdad, solamente ocupa bastante espacio y bien, su sonido como complemento es increíble. ¿De qué forma tocarlo? Es simple, solo debes sentarte sobre él y comenzar a entrenar. Como es natural va a ser mucho más complejo y entretenido en el momento en que te acoples a un conjunto de percusión.

Deja un comentario