de donde procede la musica tirolesa

Quienes hayan estado el sábado en el espectáculo despedida de Kiss en el Campo Argentino de Pol, de Buenos Aires, quizá hayan oído que las agujas recularon prácticamente 40 años. Hasta un tiempo en que el rock duro tenía un lado naif, si se aplican los factores de el día de hoy: caras pintadas, zapatos con interfaces colosales, bastante brushing y proclamas del estilo “fui hecho para quererte y tú fuiste llevada a cabo para quererme a mí”. Es extraño meditar que ese encanto haya sido contracultural (o por lo menos algo incómodo) en algún momento, pero lo fue. O eso dicen.

Lo de ayer de noche en el Camp de Polo fue algo similar en el final de esta inocencia, el cierre de una aceptable película de aventuras: los más destacados performers de todo el mundo, los reyes del artificio hard-glam-rocker se despidieron de su público argentino, conformado por poscuarentenas a puntito de romper en llanto y jovenes intentando de transcribir los códigos de la fantasía. Como una parte de su da un giro End of the Road, Kiss dio su último aliento en estas tierras y eso fue lo que ocurrió.

Ein Prosit Polka

Su nombre viene por la canción mucho más conocida del Oktoberfest “Ein Prosit”, ¡que en español significa un brindis! y la tradición alemana manda que suene cada 15 minutos para ofrecer.

Desde el instante en que formaron el conjunto, prácticamente en tiempo record para un Oktoberfest ordenado para las fiestas del Pilar de Zaragoza, Ein prosit Polka se convirtió en entre los conjuntos mucho más pedidos del país para amenizar fiestas de la cerveza.

Aquí ciertos comentarios extractados de Trip Advisor:

“En el momento en que llegamos, mi hija y sus 2 amigas deseaban llevar a cabo canopy y allí fuimos. Tienen 2 viajes cada día y nosotros hicimos el segundo. Hicimos el camino por la montaña en un Land Rover sobre lo que llaman un sendero. En el momento en que al final llegamos a la cima ascendemos a la primera interfaz. Son muy minoristas con la seguridad y todo tu aparato. Hay 8 estaciones, de las que hay una fuerza extendida. Para alguien como yo, con algo de temor en las alturas, fue un día muy entretenido y me sentí segurísima. Si jamás lo hiciste antes, lo aconsejaría.”

“Me agradó bastante el recorrido con camioneta previo al canopy. Y en el momento en que comience a transitar el aire a la altura de las copas de los árboles fue fabuloso! cien% aconsejable”

Deja un comentario