de donde proviene la musica mitoa

Seguramente en algún momento has escuchado esta expresión tan habitual: la música amansa a las fieras. Y sucede que el efecto que la música correcta genera tanto en animales y humanos, de tranquilidad y calma, es popular en la actualidad. Pero… ¿conocían a nuestros ancestros ​​la relevancia de la música en los estados de ánimo?

Lamentablemente no tenemos datos cien% veraces para comprender qué música se componía y también interpretaba en el Egipto de los faraones, por servirnos de un ejemplo. Si bien ciertos historiadores y músicos hicieron una aproximación confiable a ciertos sonidos y ritmos que podrían haberse interpretado en la antigüedad merced al hallazgo de ciertos instrumentos en tareas de arqueología. Por poner un ejemplo, entendemos que los instrumentos de percusión eran esenciales en los cultos religiosos egipcios. El sistre, reconocido como el abuelo de la pandereta, era empleado en los ritos religiosos relacionados con entre las divinidades mucho más viejas de la raza humana: la diosa gata Bast. Si bien el sistre asimismo era empleado en ritos aplicados a Isis y Hathor. Incontables jeroglíficos representan estas divinidades con sistres en sus manos.

Definición

Si definimos la música de manera elemental como el aire en movimiento y percibido como forma artística en un contexto cultural preciso, entonces es tan vieja como nuestro humano. ¿Quizás sabía cantar al humano antes de comenzar a charlar ahora redactar? Quizás los humanos descubrieron de forma rápida que podían producirse sonidos y tonos a través de golpes, soplados y roces sobre elementos y que uno podía comprenderse de este modo.

Los instrumentos mucho más viejos determinados por la arqueología proceden del Paleolítico, tienen unos 35.000 años y se han encontrado delegados por todo el globo terráqueo.

guitarra

Desde la bramadera (todos conocen el estruendos que se genera en el momento en que se bate de forma rápida un palo en el aire) y el raspador (en el momento en que un palo se frota contra otro palo con incisiones), desde las matracas, los cuernos de animales y campanas aun las flautas de hueso, los arcos musicales y el instrumental que conocemos el día de hoy, pasaron milenios – y no obstante, en el fondo no cambió nada en el momento de generar el sonido.

La existencia de las musas

Si bien el mito de las musas era fundamental para los helenos, estos seres de todos modos no se muestran de forma recurrente en las historias de los dioses, y en el momento en que lo hacen lo habitual es que lo hagan como individuos secundarios. No obstante, se creía que su inspiración era primordial para la acción de todos y cada uno de los personajes principales.

De ellas se cuenta que el rey Pier de Pieria, en Tracia, tenía nueve hijas con enormes dones para el canto. Era tan hermoso su arte que eligieron viajar al monte Helicó, donde vivían las musas y desafiarlas. Las musas admitieron ricas.

Los asesinos del „My Way“ – la canción mucho más mortal de la crónica de la música

¿Quién no conoce la mítica oración „I did it my Way“? Pero en Filipinas semeja que hay un fenómeno popular turbio cerca de esta canción. Por lo menos entre 2002 y 2012 han fallecido 12 personas en riñas fatales tras cantar My Way en un karaoke. Absolutamente nadie sabe si es pura coincidencia o si existe alguna interpretación beligerante o combativa de la letra, pero semeja ser entre las canciones mucho más peligrosas que hay.

¿Quiénes eran las musas en la mitología griega?

Al comienzo había un elevado número de musas. No obstante, con el pasar de los años solo quedó una cantidad cierta en toda Grecia: las nueve Musas. Según la mitología, ellas inspiraban las artes.

Según los escritores viejos, todas y cada una tuvieron un romance con Apolo, el dios de la música. Hesíodo fue quien comenzó a nombrarlas con diferentes nombres.

Deja un comentario