de donde viene el estilo musical ragtime

El baile y género musical llamado ragtime es originario estadounidense y consiguió una enorme popularidad en el siglo XIX. Tiene un origen africano y es una mezcla de estilo africano y europeo. Hablamos de un género en el que participa bastante el piano, pero asimismo se usa el banjo, la guitarra y las bandas de metales. Se comienza a usar el piano ya que a fines del XIX se popularizó y comenzaron a aparecer nuevos géneros de pianos como las pianolas. Se volvió tan habitual que aun llegó a tocarse en orquestas. Los rags, que son las canciones para esta clase de baile, estaban completamente escritos y no contemplaban la improvisación. No obstante, fue el punto de inicio para la aparición de los primeros estilos pianísticos de jazz.

Todo el jazz

(Fotografía cedida)

4 noches por semana el “Blue Room” se semeja a un club nocturno de la década de 1930, retumbando con los ritmos del jazz de Kansas City. A lo largo del día es una parte del Museo del Jazz Americano, situado en el histórico distrito “calle 18 y Ven del Jazz” en la Localidad de Kansas.

Céline Dion – My Heart Will Go On

La joya de la corona más especial y el enorme súper hit de la banda sonora de Titanic lo firma la estrella canadiense Céline Dion, que halla a este tema conformado por James Horner y Will Jennings el punto mucho más culminante de su trayectoria y con el que logró arrastrar premios por todos lados (entre ellos, un premio Óscar y un Globo de Oro en la categoría a mejor canción original y 2 premios Grammy de un total de 4 nominaciones, en las categorías de mejor interpretación vocal pop femenina y grabación del año). El tema, por su lado, fue incluido en su disco Let’s Talk About Love, anunciado en el mes de noviembre de 1997, y aparte de tratarse de entre las canciones mucho más radiadas de la historia, ha contado con ediciones ejecutadas por artistas tan diversos y dispares como Il Estrella, Kenny G, New Found Glory, Dragonforce o Blondie.

De una manera mucho más onírica y evocadora, exactamente las mismas notas que hallábamos en la célebre My Heart Will Go On sirven de punto de acompañamiento en otras múltiples piezas de la banda sonora, como la partitura a piano de Rose, entre los temas mucho más lindos y apacibles de la BSO de Titanic, que, merced a las líneas tonales que tiene dentro la artista soprano noruega Sissel Kyrkjebø, consigue subir su tiernicidad a una categoría muy particular.

Deja un comentario