de historia de la música en la filosofía

Últimamente fue el Día En todo el mundo del Derecho a la Blasfemia, quizás no tan esencial como el Día de la Apreciación de la Gaita o el del Calcetín Perdido, pero una celebración muy oportuna que toca de lleno esta época de este país y buena ocasión para rememorar al padre de la filosofía, que asimismo pagó muy cara su impiedad hacia los dioses. ¿Significa esto que Willy Toledo es como Sócrates? Sentir, los contemporáneos del segundo no tenían mejor opinión que la que el día de hoy varios tienen del primero, conque ve a entender en 2 mil cuatrocientos años de qué forma va a ser recordado este polémico actor… En todo caso la filosofía desde sus comienzos tuvo siempre y en todo momento un punto de insolencia al aspirar a entender en vez de ponerse un límite a opinar, al cuestionar incómodamente los dogmas establecidos, en tanto que Aristóteles fue al unísono de nuevo culpado por impiedad y debió exilarse tras dejar escrito « no voy a dejar que los atenienses pequen un par de veces contra la filosofía», fijando de este modo para la posteridad ese vínculo entre la sabiduría y el sacrilegio. Ya que lo mucho más irreverente de todos y cada uno de los pensadores fue asimismo el mucho más melómano —«sin música la vida sería un fallo»—, ahora ​​que es buena explicación para fijar nuestra atención en aquellas canciones enlazadas a esta especialidad. Parte importante de todas y cada una de las que se han compuesto podrían incluirse, bien mirado, si podemos encontrar un concepto profundo o cuando menos orientan nuestro ánimo hacia las cuestiones trascendentales, conque nos limitaremos a reunir a aquellas que citan explícitamente a algún creador o doctrina. Si bien naturalmente tienen la posibilidad de agrandar la lista si lo quieren mentando a las que bajo su método tengan una carga filosófica.

(La caja de voto está en el final del producto)

La música en la Ilustración

Este paseo por las relaciones entre música y filosofía acaba en el siglo dieciocho con la Ilustración y los autores de la Enciclopedia, a los que se presta particular atención.

Rousseau, con pasión de la música, fue un compositor fallido, tuvo una relación persistente y escribió incesantemente sobre ella. Un músico francés, Jean-Philippe Rameau, se transformó en el centro de las discusiones entre los intelectuales de la Ilustración. Rousseau se encontraba en conflicto con él, al lado de Diderot, que llegó a redactar una novela crítica, El sobrino de Rameau, que no llegó a publicarse en vida del creador. De Alembert fue uno de sus enormes defensores.

Deja un comentario