de la psicomotricidad a la musica

Hola, soy Krystal de @musiquita_batsu y el día de hoy les vengo a charlar sobre los resultados positivos de la música en la práctica psicomotriz. El avance psicomotor es la adquisición de capacidades que los pequeños consiguen paulativamente desde el momento en que son bebés y a lo largo de su niñez. Este avance actúa con la maduración del sistema inquieto central, que le dejará la interacción con su ambiente. La música influye sobre el sujeto en 2 escenarios primarios diferentes: la movilización y la musicalización. La música es energía y, por consiguiente, moviliza a los humanos desde su nacimiento y todavía desde la etapa prenatal. Mediante la escucha o la creación, la música imprime una energía de carácter global que circula libremente dentro de la persona y después se proyecta mediante las múltiples vías de expresión libres.

De la misma otros estímulos portadores de energía, la música genera un extenso abanico de respuestas que tienen la posibilidad de ser repentinas, diferidas, voluntarias o involuntarias. En dependencia de las situaciones personales (edad, etapa de avance, estado anímico, salud sicológica, apetencia) cada estímulo sonoro o musical puede inducir una pluralidad de respuestas en las que se tienen dentro, tanto los puntos biofisiológicos como los puntos efectivos y mentales de la persona . Por medio de la música se puede educar íntegra y armónicamente al niño/a. Además de esto, es primordial que el niño/a relacione la música con la actividad, el juego, el movimiento y la alegría, de manera que asista a expresar de manera espontánea y afectivamente las experiencias musicales.

¿Sabías que la movilidad está relacionada con la música y el ritmo?

Estudios científicos demostraron que hay una relación entre el avance de la movilidad, la música y el ritmo.

¿De qué manera es esto viable? La pedagoga musical y musicoterapeuta María Jesús del Olmo enseña que hay pruebas de que la gente que estuvieron en contacto con la música desde pequeñísimas (antes de los 7 años) tienen una sección previo del cuerpo calloso (en el cerebro) mucho más creada que los quienes no lo fueron. Esta una parte del cerebro que consigue un mayor avance está relacionada con el motor y la coordinación de ocupaciones con las dos manos.

Psicomotricidad fina

Tiene relación a todas y cada una de las ocupaciones o acciones que efectuamos particularmente con las manos. Es primordial en el avance de las capacidades, con lo que es esencial estimularla. En nuestras clases efectuamos un sinnúmero de juegos de dedos. En una primera etapa, en el momento en que los bebés son pequeñísimos, estos juegos de dedos los hace el padre o la madre a fin de que el niño le vea y desee imitarlo. Es una primera etapa de la estimulación que le va a llevar a la próxima etapa donde comenzará a hacer estos movimientos por sí solo. De a poco, los pequeños van a ser capaces de ir independizando los dedos y efectuar movimientos mucho más complejos, precisos y veloces, que se van a ver en especial reforzados con las clases de instrumento.

Música y psicomotricidad constituyen un tándem especial con la diversión como base, con lo que los pequeños aprenden gozando semana tras semana, haciendo más fuerte los movimientos y habilidades que tan útiles les van a ser en su día a día.

Deja un comentario