de nada de vaiana solo música

Este contenido es único para integrantes de nuestra Suscripción Gratis, Suscripción Digital, Suscripción Digital + Impreso, Suscripción Digital + Impreso de forma anual, Suscripción Digital BiPunts semestral, y Suscripción Digital BiPunts de forma anual.Comenzar Sesión Suscríbete

artículo

Dicho todo cuanto se puede estudiar, observaremos que tiene esta canción de malo. Esencialmente… todo. Es la canción de una muchacha que desea salir de los límites establecidos, ir «mucho más allí» de lo que desean su situación y sus progenitores. Tiene un destino claro, como hija de la cabeza, al que se subleva. La canción alienta a todos y cada uno de los jóvenes y pequeños que si los progenitores les dicen «no» a algo, tienen que aguardar la ocasión y llevarlo a cabo de todas maneras.

En la película la pequeña procura huír como 2-3 ocasiones y en la segunda prácticamente muere, aún de este modo lo prosigue tratando. Esto por el momento no es tener algo que te llame, o sea de ser corto de miras. Tu familia afirma que no, tu gente te precisa y, en el momento en que pese a todo lo vuelves a procurar, prácticamente mueres… ahora frota la estupidez supina. Pero Disney lo vende como algo positivo, loable y ejemplar. Piensa que fuera un inconveniente de drogas lo que tiene tu hija. En el momento en que tiene 12 años la salvas y no cae, con 15 tiene una aproximación y prácticamente muere de sobredosis. Pero con 16 lo consigue y traspasa el límite (edad de Vaiana-Moana a la película). ¿Estupidez total? Bien, los pequeños son el producto de lo que les enseñamos. Para la personaje principal es remar alén del arrecife, para tu hijo puede ser… el límite que sea que le hayas puesto.

Play y pause

El nombre de tu nuevo álbum, ‘Conmigo’, semeja una declaración de pretenciones. ¿En la sociedad de hoy logras tener ratos con uno mismo? En la sociedad de hoy es bien difícil tener ratos contigo misma por el hecho de que vamos a toda prisa y, más que nada en La capital de españa, todo es correr. En verdad, el pasado día vino mi amiga y me afirma: “¡Dios! ¿Por qué razón correo?” —ríe—. Es como todo va rapidísimo y la música asimismo. En la mayoría de los casos, cada vez existen más contenido, mucho más artistas y no nos detenemos a escucharnos, si bien yo sí intento llevar a cabo este trabajo de ser leal a mí misma y también procurar localizarme.

¿Sientes la presión de sacar disco a fin de que no se olviden de ti? Sí lo he tenido pues llevo desde el 2018 sin sacar tema nuevo y comprendía que los fanes me preguntaran: “Escucha, María, ¿música novedosa?”, pero en este tiempo aprendí a tener mucha paciencia. Un disco y arte precisa esfuerzo, tiempo y reposo.

Deja un comentario