de q pais es originaria la ensalada musical

A lo largo de un buen tiempo este país fué reconocido a nivel internacional como un fantástico destino turístico. La nutrida riqueza cultural y los peculiares sitios en el territorio mexicano nos han ganado esta increíble reputación. Pero de manera frecuente frecuenta pasarse por prominente ciertos datos esenciales para el planeta que han salido de México y que meritan ser revalorizados, tanto en el extranjero como por todos y cada uno de los pobladores del país.

Mostramos una pequeña lista de los varios modelos, naturales y creativos, que han surgido de nuestra cultura y que han enriquecido a toda la raza humana:

¿Qué es una ensalada? Y más que nada, ¿qué pinta aquí?

Según el diccionario nuestro de cada día, es un grupo de hortalizas mezcladas, cortadas y aliñadas con sal, aceite y otros arreglos. Si nos encontramos en verano, tiene mahonesa y está fría, entonces va a ser rusa (quizá por el frío). Si nos encontramos en Cuba, ensalada va a ser un refresco listo con agua de limón, menta y piña (quizá por el salero cubano). Asimismo se conoce como ensalada un revuelto de elementos inconexos (quizá entonces tiene relación a un corazón, que tiende a ser un Corolío). No obstante, por ahora nada justifica meter estas ensaladas en un espacio sobre temas corales.

Afortunadamente, hay otra acepción: en el s. XV se prodigan unas piezas de música llamadas quodlibet, en latín «lo que se desee», que citaban armonías o contenidos escritos conocidos, por norma general para efectos humorísticos. ¿No recuerda esto la colina de hace algunas semanas?

Son, el mucho más universal de los ritmos cubanos

Entre los géneros de la música cubana que mucho más condensa nuestra esencia es el sonido, tan cubano como ningún otro ritmo de la isla. En los años veinte del pasado siglo en Oriente de Cuba se escuchaba un ritmo que mezclaba la música bantú africana y la música de españa, tenía formas fundamentalmente humildes y era cultivado por las clases mucho más pobres.

En su génesis, como heredero del changüino, pero con ciertas incorporaciones, el sueño fusionaba los sonidos del tres, los bongos, las maracas, las llaves y la marímbula. Más tarde, se añadió la guitarra, el contrabajo y la trompeta. En sus comienzos este nuevo estilo de música, que planteaba mayor dinamismo y soltura, estuvo sujeto a desprejuicio popular por considerarlo una música inferior. De a poco, fue abriéndose paso en las familias de estirpe de la temporada y para los años 30 el sueño era un fenómeno de música bailable dentro y fuera de Cuba.

Deja un comentario