de que depende la musica electrica

En ocasiones se le desdeña por la iniciativa de que su origen es artificial, no ‘natural’. La discusión es aun trillada: a la música electrónica se le acusa de fría solo por venir de máquinas, tal y como si fuesen extrañas a la creación humana. O dicen, aun, que no es música real, sea lo que esto signifique.

Este género de música se encara, además de esto, al prejuicio de que la única que hay es el tipo pop, aquella para la pista de baile.

II) 5 Maneras de Estudiar Producción de Música Electrónica

No tenemos la posibilidad de denegar que intentar ser autodidacta puede ser desepcionante si te halles o aun conseguir vicios que después van a ser bien difíciles de enviar.

Orígenes de la música electrónica

Si bien es requisito estimar la música electrónica como un fenómeno principalmente contemporáneo, la verdad es que sus orígenes se remontan a fines del siglo XIX y principios del XX. De manera mucho más precisa se puede apuntar el año 1857 como el año que da origen a la música electrónica, puesto que fue en esa fecha en el momento en que el inventor Édouard-Léon Scott patentó el fonoautógrafo, primer dispositivo con la capacidad de grabar sonido electrónico .

No sería hasta 1960, con la expansión del sintetizador, en el momento en que esta clase de música comenzó a ganar presencia por todo el planeta. La primera armonía electrónica identificable por la parte del enorme público llegaría tres años después, en 1963, en el momento en que Delia Derbyshire y Ron Grainer hicieron el tema musical de la famosa serie Doctor Who.

La música electrónica calma el cerebro

Sé que suena extraño pero está probado por múltiples estudios. Te lo vamos a explicar resumidamente. Nuestro entendimiento crea impulsos eléctricos que viajan mediante las neuronas. Estos impulsos son populares como ondas cerebrales y estas se activan según nuestras percepciones. Alfa, por poner un ejemplo, puede dejarte tener mucho más aptitud de concentración. Theta, a escenarios perfectos, estimula la conexión sensible y imaginación. Beta le puede contribuir a ser mucho más resolutivo y receptivo. Al percibir música electrónica, las ondas Beta, Alfa y Theta se sostienen a escenarios perfectos, de ahí que dejan conseguir un estado de estimulación y concentración en tu cerebro.

Bien, y en este momento viene el interrogante del millón, ¿por qué razón oír música electrónica?

Más allá de que es verdad que la música electrónica es del gusto de un colosal ámbito de público, esos que todavía no lo hacen, ¿por qué razón deberían escucharla?

Bien, simplemente por el hecho de que en el momento en que escuchas este género, andas oyendo algo realizado por un humano, hecho con su talento y con su sentimiento puro, mediante un pc o un sintetizador que le asiste para plasmar todo lo mencionado con un sonido único.

Deja un comentario