de que musico hablan es el padrino de harlem

Es una experiencia extraña contemplar a The Cotton Club en 2021. Pasaron mucho más de 35 años desde el estreno del largometraje y todavía se siente fresco, incitante y también revolucionario. No obstante, la sensación mucho más fuerte que tuve al notar el largometraje fue de melancolia. En la pantalla veía a intérpretes que no están con nosotros, el talento de Gregory Hines para el baile, la existencia de Bob Hoskins, la simpatía de Allen Garfield, la voz de Fred Gwynne y el carisma de actores como Julian Beck (el reverendo Kane de Poltergeist II) y de John P. Ryan. Todos estos talentos desgraciadamente ahora pasaron a mejor vida, mientras que todavía se sostienen actuales Richard Gere, James Remar, Diane Lane, Nicolas Cage y Laurence Fishburne.

La película de Francis Ford Coppola fue un intento por resucitar su trayectoria hacia 1984, tras el desastre financiero de One From The Heart. Y las opciones eran gigantes, singularmente al tener Robert Evans en el papel de productor. Pero Hollywood es impredecible y la narración de unos músicos y mafiosos a fines de la década del 20 y principios de los años 30 no cuajó completamente. Se pensó que la película conseguiría varios premios Oscar pero el resultado no ha podido lograr las esperanzas. Es conque los años 80 fueron de dulce y gusto para Coppola, quien exploró otras ideas y obsesiones con Peggy Sue Got Married, Jardines de Piedra y Tucker: The Man and his Dream, para últimamente los 90 rencontrarse con el éxito de El Padrino III y, especialmente, de Bram Stoker`s Dracula. Toda esa travesía fílmica se sostuvo eminentemente desde los inconvenientes económicos de la productora de Copolla, American Zoetrope. Podría decirse que el director estuvo a lo largo de una década en una situación media entre cine de creador y proyectos por encargo, si bien siempre y en todo momento se comprometió con la realización de cualquier trabajo.

Realizar una fotografía en casa de Carrie Bradshaw, en el West Village, y comer un cupcake en Magnolia Bakery ahora se convirtió en una tradición para bastantes turistas devotos de Sexo en Novedosa York.

Y sucede que hay una cantidad enorme de series rodadas en Novedosa York, pero muy escasas en las que la localidad juegue un papel tan fundamental: a través de Carrie, Miranda, Charlotte y Samantha, en todos y cada episodio descubres sitios de comidas, tiendas, cines, calles…

Deja un comentario