de que se hacen las cunchas musica

¿Sabías que hay una disputa histórica entre quien creó las castañuelas? Ciertos comentan que fueron los egipcios, al tiempo que otros comentan que fueron los fenicios. Aquí desvelaremos todo este secreto.

UNA EXPERIENCIA ÚNICA DE FLAMENCO EN BARCELONA.

Su

La suya, en idioma k´iche´ significa flauta, y chul en cakchikel. Anteriormente existía el su´b´aaq, variación de este instrumento fabricado de hueso. Aún se puede oír en la representación de la danza clásico de Moriscos y cristianos. Está elaborado de caña de carrizo o Castilla, con seis o siete orificios de entonación. Es mayor que el tzijolakh. Para los indígenas la palabra chul comprende otros instrumentos de viento como los silbidos de barro, muy populares entre los pequeños, al paso que los mestizos llaman silbato a todo instrumento indígena que acompaña a las procesiones y danzas habituales.

Llamado q´ojon, el vocablo asimismo destina a la marimba. El q´ojon es afín al tambor y redoblante europeo. Estos instrumentos se fabrican de un tubo de madera, cubierto en los extremos por parches de piel de ovino o vacuno. Anteriormente era de piel de venado. Estos cueros se sostienen y tensan con cordeles y aros de encallas de rosal. Los mayas los usan en tres tamaños. El mucho más pequeño acostumbra acompañar al tzijolaj. El medio y el voluminoso, popular como tamborón, de manera regular acompañan a la chirimía en liturgias religiosas.

Dulzaina

La dulzaina es uno de esos instrumentos habituales españoles que puedes oír en muchas zonas distintas. Tanto en relación pertenece a la música clásico del País Valenciano, Murcia, Castilla y León o La capital española, e inclusive Navarra o País Vasco.

Hablamos de instrumento folclórico de viento afín a una flauta o un clarinete, pero mucho más pequeño. En verdad, llega a medir unos 30 cm y cuenta solo con 7 orificios. Es verdaderamente común en la música clásico de españa y acostumbra escucharse en las fiestas habituales de las distintas zonas.

Afinidades musicales

Bernard Sève piensa asimismo sobre las afinidades entre instrumentos desde las relaciones entre ellos, lo que llama “afinidad organológica”, que provoca que el dúo piano-contrabajo, por servirnos de un ejemplo , nos parezca conveniente a la música de jazz y no a la música tradicional romántica. Charla de afinidad familiar en el momento en que tiene relación a recitales de instrumentos de cuerdas, de maderas o de metales (la afinidad ejemplar sería la del cuarteto de cuerda), y de autoafinidad tratándose de instrumentos idénticos. En el resto casos sería una afinidad heterogénea, caso de que permanezca. En ocasiones las afinidades son extramusicales, atienden a contextos culturales y sociales: el quinteto de jazz (trompeta, saxo, piano, bajo y batería) no existía en la música tradicional, lo que transporta al creador a proponerse si en un contexto conveniente cualquier instrumento funciona con algún otro.

Las afinidades engloban asimismo no solo los instrumentos sino más bien otros causantes extramusicales, como el intérprete y el sitio de la actuación. De ahí que la relevancia que otorga al estudio del instrumentista, de su relación con el instrumento ahora los movimientos anatómicos a lo largo de su interpretación. En lo que se refiere a los espacios, el creador ten en cuenta que la salón de recitales brotó para substituir a las estancias aristocráticas o burguesas en el momento en que se tuvo conciencia de que el espacio del concierto era primordial y se encontraba relacionado a valores simbólicos, sociales y culturales (iglesias, jardines, teatros y anfiteatros). Y unido al espacio y al músico, asimismo la predisposición de los instrumentos en el sitio donde se interpretan influye en sus especificaciones acústicas y auditivas.

De qué manera se fabrica el shekere

Inicialmente el shekere se hacía dejando secar la calabaza por múltiples meses. Una vez seca se le sacaba las semillas y la pulpa, se limpiaba y más tarde se le añadían los abalorios y se pintaba.

En Cuba todavía se fabrican los instrumentos premeditados a los ritos religiosos así, con semillas duras y enormes como las del guairuru y el jabón, que logra un sonido seco y de fuerte intensidad.

Deja un comentario