de que va priscilla el musical

En el instante que hay nuevos musicales son otras adaptaciones de populares largos o juegos musicales de pop hits, “Priscilla, Queen of the Desert” demonstrados que usted no hizo hacia arriba— en espectáculo perro be both things at once .

En la multitud de movies feel like awkward fit for musicals pero son en el año, pero en 1994 Australian culto tradicional “Adventuras de Priscilla, Queen of the Desert” es natural, a rollicking road trip three drag queens through the Outback in their titular van.

“En esta enorme celebración gay mi personaje es quien mucho más la vive” (Christian Escuredo)

Christian Escuredo no se atemoriza de nada; por contra, está encantado con todo cuanto comporta su personaje. Adam –Felicia en el momento en que se atraviesa– es una desquiciada pizpireta, hiperactiva, musculoca y exhibicionista que quiere a Madonna sobre todas y cada una de las cosas, y explota cada ocasión viable para probarlo. Se ha entregado a la experiencia en cuerpo y alma. “Es muy frívolo, si bien en el final se ve que es buen tío. Y en esa enorme celebración gay él es quien mucho más la vive. Le chifla el postureo, y lo vende bien”. Christian enseña que él de mal fragancia, cero. Y menos en este momento que se trabajó a conciencia su cuerpo para ofrecer la talla. Si bien a él se agradaría estar aún mucho más mazado… “Se encontraba mucho más todo, pero con los ensayos he perdido algo de peso. Me pasaba la vida en contacto con mi entrenador, a fin de que me motivara. Debía levantarme a las siete para entrenarme, ahora las once de la mañana se encontraba ensayando”. No se protesta, pues ahora hacía meses de sacrificio en el gym sin siquiera entender si el papel sería de el. “Se encontraba en el musical Sonrisas y lágrimas, y en el momento en que terminó me vi en bragas. En el momento en que supe que se iba a montar Priscilla supe que deseaba interpretar a Adán, por el hecho de que jamás había hecho algo tan diferente a todo, ni tan exagerado”. Se metió en el gimnasio al estilo bestia a lo largo de seis meses y llegó a los castings con el físico requerido. «Es algo que proyecté y conseguí».

En su afán por llevar a cabo el personaje lo mucho más creíble viable, asimismo se curró por su cuenta la faceta de dragón. “Observé a muchas personas de mi ambiente y me entrevisté múltiples ocasiones con una dragón de Ponferrada llamada La Ruin, que se ofreció a abrirme su casa y su historia”. En su primera experiencia con interfaces, afirma que los vertiginosos cambios de vestuario –en suma se usan mucho más de 500 trajes– y maquillaje –los actores usan máscaras destacables desde moldes customizados– suponen el mayor desafío para los nervios de todo el elenco. El exhibicionismo que pide el papel lo transporta bien. “En otras proyectos he debido llevar a cabo nudos integrales, y quizás siendo mucho más joven estos sí me costaran un tanto mucho más, pero lo que me pide Adam no me cuesta nada”. Montado como Felicia, Adam vive entre los instantes mucho más trágicos de la función: su desafío a un conjunto de pueblecitos reaccionarios acaba en paliza. «Si bien Priscilla charla primordialmente de felicidad, amor y amistad, asimismo se tratan la discriminación y la homofobia».

mayo 2018

Performances: mayo 11, 12, 13, 18, 19, 20, 25, 26 Fri/Sat @ 8:15pm | Sun @ 2:00pm

Book byStephan Elliott, Allan Scott Based on latente

Deja un comentario