de que vivía el músico en el clasicismo

Wolfgang Amadeus Mozart.

De qué forma condensar en unas escasas líneas la vida y “milagros” del genio mucho más grande de la crónica de la música. Entre sus mucho más de 600 proyectos, que engloban todos y cada uno de los géneros de la temporada, podríamos refererir por poner un ejemplo a Don Giovanni, la Sinfonía 41 “Jupiter”, Eine Kleine Nachtmusik o el Réquiem K626 y con esto sería mucho más que bastante para tras una enorme reverencia, caracteristica de su tiempo, finalizar el producto aquí mismo.

Formas populares del romanticismo musical:

El término de “forma musical” se refiere a esos elementos propios que nos dejan admitir y agrupar una obra. Estos elementos tienen relación con el género de la obra, agilidad, duración, partes, métrica… por ejemplo cuestiones técnicas.

Las formas primordiales del romanticismo son:

BARBARA STROZZI

Bárbara fue una artista y música italiana que fue. de la misma la ópera. La cantata es una parte musical donde tenemos la posibilidad de oír una o múltiples voces solistas con acompañamiento musical, o sea, una canción como la conocemos en este momento.

Introducción al clasicismo

Recuerdo que mi amigo el inolvidable escritor Juan Benet acostumbraba a decir que la única música atrayente para él, se enmarcaba en ochenta años, los que van desde la Heroica a la desaparición de Wagner, o sea, entre l803 y l883. Era una de sus muchas boutades, ocurrencias que, estas por tan ingeniosa persona, lograban siempre y en todo momento sus corifeos.

instrumento de música

Pero yo lo argía con citas específicas de músicas del barroco y del clasicismo y, al conjuro de determinados nombres y proyectos, terminaba claudicando. Como buen aficionado, terminaba por admitir que el clasicismo era la madre a cuyos senos se había criado Beethoven y su queridísimo (de Benet) Franz Schubert.

El clasicismo o periodo tradicional viene a lograr el medio siglo previo a periodo susodicho, esto es, al que avanza entre la desaparición de Johann Sebastian Bach y las primeras proyectos revolucionarias de Beethoven. El término puede ser equívoco, pero se convirtió en moneda corriente para designar en música la segunda mitad del siglo XVIII, coincidiendo, por consiguiente, con lo que en otras artes, donde son fuertes las huellas de todo el mundo grecolatino, llaman neoclasicismo. Si bien musicólogos de la talla de Massimo Mila o Giorgio Pestelli rehuyen el término clasicismo, nos semeja considerablemente más conveniente que el el día de hoy recibido de barroco. Ahora entendemos que en el momento en que charlamos de música tradicional hablamos a un género de música histórica o música de arte, desarrollada por individuos con una capacitación y entendimientos transmitidos y enriquecidos (o desvirtuados) de generación en generación. Esto es, una clase de música entre cuyos objetivos habría de estar el de la permanencia, si bien a veces haya cedido al insuperable paso del tiempo.

Joseph Haydn (1732 –

Fue un prolífico compositor austriaco del periodo tradicional. Fue una piedra angular en el avance de la música de cámara, como el trío para piano. Sus) contribuciones a la manera musical le han ganado epítetos como “el padre de la sinfonía” o “el padre del cuarteto de cuerdas”

Pasó una gran parte de su trayectoria como músico al servicio de la corte de la vigorosa familia Estherházy, en su lejana hacienda A lo largo de varios años estuvo apartado de otros músicos y tendencias musicales, lo que, según sus expresiones, le “forzó a transformarme en un original”

Deja un comentario