de quien es la musica de patatas fritas lays

Pepsico Snacks ha publicado por medio de la agencia Tiempo BBDO -por tercer año consecutivo-, su campaña global donde el personaje principal es nuevamente, el cinco ocasiones ganador de la FIFA pelota de oro, Leo Messi. El spot se desarrolló en un poblado de la provincia de Gerona, España; que hace alusión a un poblado de la Toscana. Empieza la toma de un pintor del vecindario que reconoce al futbolista, que mientras que pasea, va saboreando una bolsa de Lays. De pronto, al tono de signorio Messi el pintor le solicita que ponga para hacerle un retrato, situación que explota para comerse a las papas sin que Mesi se dé cuenta. La iniciativa central: ‘las papas fritas Lays son irreprimibles.’ Las expresiones faciales del pintor juegan un papel vital, de entrada el contacto visual que establece con la bolsa de papas, más tarde la expresión que indica el irreprimible gusto del producto, ¡y en la escena final el ademán de mmm! Mientras que leemos el eslogan: “see them, want them.” La música juega un papel primordial, ya que de súbito nos traslada a este ámbito fantástico y propio de la hermosa Italia. Hablamos de una adaptación del Mambo Italiano de Rosemary Clooney, bajo la producción de Konga Music. Al tiempo, se han creado piezas audiovisuales con humor socios a Messi y la marca, que se distribuyen en comunidades como complemento de la campaña.

música clásica

Aun está libre el trasero de cámaras del rodaje del espot, donde una parte del personal de producción se integra supuestamente de manera ‘espontánea’ y el resultado es bastante creativo. https://www.youtube.com/watch?v=Vmjnx_gk-hA

Lo echamos a suertes

Hit interpretada por 2 chicas que podrían nombrarse Ella no baila con absolutamente nadie o afín. Con una instrumentación de lata, estamos unas Marta y Marilia descafeinadas y con voces géneros de silbato. Atención al instante violín de teclado tras la primera vuelta. En los créditos no señala bien el nombre de la autora, transformando a Marta Botía en María Botía.

El dúo femenino original muta a un ensayo con acento latino y un tanto brasileiro que bautizaremos como Sobria Sosiega, sin él y, por el hecho de que juraría que está cantada por solo una persona, para ahorrar en presas vocales. Lo destacado: los samplers de “eh-eh-eh” según los estribillos.

Deja un comentario