dónde encontrar música de los años 80 en gijón

Son las 12:00 de la mañana ahora pocos metros de la plaza de San Miguel, las luces de neón que alumbran el número 5 de la calle Covadonga de Gijón están apagadas. El Savoy Club duerma plácidamente a estas horas. Prácticamente pasa inadvertido para el transeúnte cuya atención fluctúa entre ver el cielo en pos de lluvia y el fragancia a salitre, que si bien menos observable a lo largo del día, recorre las avenidas y llega implacable desde la playa de San Lorenzo. Un día alguno en esta localidad cosmopolita y abierta al planeta, llena de contradicciones como cualquier otra pero intranquiliza, creativa y cuya banda sonora pasa obligatoriamente por el Savoy.

Fotografías de la Semana Negra de Gijón, con pequeños

Mira las fotografías que hemos incluido en este articulo, le afirmarán bastante de de qué manera es el ámbito y la diversión de Gjjón estos días.

Si puede, no se lo pierda. En la página web de la Semana Negra de Gijón, hallará datos sobre la última edición y de qué forma van los preparativos para la próxima.

Pubs míticos de la noche de Gijonesa

El emblemático local del vecindario de Cimavilla fué el último en cerrar tras tres décadas de triunfadora apuesta por la música de españa ochenta. Varios aseguran que fue el bar alterno número uno de Gijón, aun en el momento en que lo alterno no era una moda. Dentro suyo siempre y en todo momento había buena música, risas y canciones que todos se sabían de memoria. A su dueño Carmelo Luna le definen como puesto en compromiso, profesional incansable y enorme trabajador, pero no esto fué bastante. El 30 de septiembre la COVID-19 le forzó a bajar la persiana. Como él mismo ha dicho en sus comunidades, “esperemos solo sea uno hasta próximamente”.

Este emblemático local de la calle Aguado, a tan solo unos metros del recorrido del Muro, marcó una temporada del ocio juvenil. La taberna se creó en 1989 por múltiples players del aparato de rugby que el Sporting tenía entonces; y después lo regentaron los hermanos Toño, Manolo y Fernando Rodríguez Acevedo. Varios fueron los que pasaron una gran parte de su juventud en él festejando aprobados, celebrando amores y distribuyendo penas entre amigos. En verdad, llegó a ser entre los bares de España que mucho más litros de cerveza venía por año.

Deja un comentario