dónde tiene su origen la música contemporánea

No hay un registro exacto de en el momento en que se comenzó a charlar de “música moderna”. Pero la verdad es que la perdurabilidad de esa denominación terminó siendo inversa a la fugacidad que su enunciación suponía. Solamente corto y pasajero que lo contemporáneo. Y, no obstante, solamente duradero que lo contemporáneo a la música, una categoría que a lo largo del siglo XX englobó, aproximadamente, todo el compuesto en ese siglo y en este momento, sin haber dejado de integrar ninguna de estas músicas, tiene dentro con absoluta naturalidad las del presente.

El panorama, a inicios del siglo XXI, es diferente al de mediados del siglo previo. Hay un cosmos de la “música moderna” –entre los distintos que ya están– que celebra y considera “modernas” proyectos, autores y estéticas que en 1960, dirigidos desde el eje reacción-avance instaurado por Theodor Adorno, habrían sido situados, indudablemente, en el campo de la reacción. El «avance» semeja haber caducado. Algunas creaciones recientes suenan mucho más “viejas” que las de hace cincuenta, sesenta o setenta años. Y, no obstante, hay un aire de familia. Algo une el atonalismo de los años veinte, las vanguardias “duras” de la posguerra, sus herederos franceses y alemanes, el postespectralismo finlandés, el postminimalismo o la “música de películas sin películas” en rema en USA . La “música moderna” semeja ser, sencillamente, toda la que rompió –y que, si bien dulcificada, sostiene esa separación– con lo que el mercado de la “música tradicional” llama “música tradicional”.

La música en la Edad Media

  • Duración de la etapa: años 476 a 1450

algo esta etapa de la música es por la influencia de los cantos gregorianos, de naturaleza ritual.

orquesta

Merced a la trascendencia de estos ritos cristianos, se comenzó a constituir el sistema de escritura musical: notas musicales, primeros tetragramas (como el pentagrama pero de 4 líneas)…

A que tiene relación el término de música moderna?

El siglo XX se caracterizó por estilos artísticos en general, en especial musicales, que se sucedieron velozmente y convivieron distintas conceptos musicales. La civilización y el arte reflejan la turbulencia de los tiempos.

Quizás en otras ocasiones coexistan asimismo conceptos artísticos totalmente distintas como el de el día de hoy, pero por la carencia de documentación (partituras, grabaciones, etcétera.), no tenemos la posibilidad de verificarlos.

En el artículo se busca emprender de forma sencilla y panorámica el complejo devenir de la música moderna en Perú desde comienzos del siglo XX, se expone un recuento de sus primordiales representantes, proyectos y legados, vinculando este avance a los hechos sociales, políticos y estéticos de los diferentes periodos que tuvieron una incidencia especial en la música.

Al comenzar el primer capítulo de su “Informe sobre la Música en Perú”, el compositor y también estudioso Enrique Pinilla apunta que al iniciarse el siglo XX no existía una inclinación predominante en la música peruana, pero sí relucían 2 nombres de músicos: José María Valle Riestra y Daniel Alomía Robles. En los dos casos recurrían a distintas variaciones del romanticismo. El primero fue el creador de “Elegia para orquesta” encargada de las víctimas de la Guerra del Pacífico, tal como de la ópera “Ollanta”. Al paso que el segundo fue creador de la conocida «El Cóndor Pasa». Estas 2 últimas se consideran proyectos capitales de la música peruana.

En 1925 hace aparición en París el libro “La musique des Incas et ses survivances”, investigación sobre la música indígena efectuada por los esposos Raoul y Marguerite D’Harcourt quienes fueron motivados a comenzar la compañía por “El cóndor Pasa”.

Deja un comentario