El poder de la música para elevar tu vibración

Mantener el sistema de energía de su cuerpo fluyendo sin problemas es clave para una vida feliz y saludable y no hay nada que mueva su energía más rápido que la música.

Escuchar mis canciones favoritas nunca deja de hacerme sentir bien. Y cuando me siento bien, mi vibración aumenta y emito energía positiva.

La música puede tener una poderosa influencia en su frecuencia cardíaca, respiración, emociones e incluso capacidad mental. Está catalogado como el cuarto estímulo al que la mente responde más libremente en el libro de Napolean Hill, Piensa y Crece Rico.

Debido al profundo efecto de la música en tu cuerpo y psique, es una excelente manera de elevar tu vibración.

Escuchar música que resuena contigo de manera positiva puede cambiar tu estado de ánimoayudándote a liberar patrones de pensamientos negativos y elevar tu vibración.

Ya sea que esté escuchando música, tocando un instrumento o cantando, todo funciona para elevarlo a un lugar positivo y de alta vibración si lo está disfrutando.

No toleres la música que no te hace sentir bien porque bajará tu vibración. Las letras positivas definitivamente son una ventaja, pero no siempre son necesarias. Cuando escucho a BB King cantar The Thrill is Gone, me concentro más en los sonidos de la guitarra y la magia de su voz que en la letra. Nunca deja de hacerme sonreír y mueve mi espíritu de la manera más maravillosa.

Si la música resuena contigo y te hace sentir bien, estarás en un lugar de mayor vibración.

Las investigaciones han demostrado que la música puede tener los siguientes efectos físicos:

  • Ondas cerebrales: Cambios en la actividad de las ondas cerebrales: un ritmo fuerte estimula las ondas cerebrales para que resuenen en sincronía con el ritmo, lo que brinda una mayor concentración y un pensamiento más alerta, y un ritmo más lento promueve un estado de calma y meditación.
  • Respiración y frecuencia cardíaca: Ambos pueden ser alterados por la música, lo que puede significar una respiración más lenta, un ritmo cardíaco más lento y una activación de la respuesta de relajación. Es por esto que la música puede ser una excelente prevención contra los efectos dañinos del estrés crónico, promoviendo en gran medida la relajación y contribuyendo a la buena salud.
  • Estado mental: La música puede ayudar a mantener a raya la depresión y la ansiedad al traer un estado mental más positivo. También puede promover niveles más altos de optimismo y creatividad, lo que brinda muchos otros beneficios, como aumentar la inmunidad, aliviar la tensión muscular y reducir la presión arterial.

La música se puede utilizar de las siguientes maneras:

  • Relajación: Promueve la relajación de los músculos tensos, lo que ayuda a disolver el estrés y le permite liberar parte de la tensión de un día estresante.
  • Meditación: Puede ayudarlo a entrar en una zona, un estado meditativo, cuando practique yoga, autohipnosis o visualización guiada.
  • Enfoque positivo: La música, especialmente las melodías animadas, puede ayudarlo a sentirse más optimista y positivo, distrayendo su mente de lo que lo estresa.
  • Afirmaciones: Las letras afirmativas pueden ayudarte a crear un diálogo interno más positivo, rodeándote de energía positiva y ayudándote a ver el lado positivo.

A continuación se presentan algunas de mis canciones favoritas para «sentirse bien». Si no conoces ninguno de ellos, te recomiendo que los visites en YouTube y disfrutes de las buenas vibraciones que evocan. ¡Feliz escucha!

Los tres pajaritos – Bob Marley

No te preocupes, sé feliz – Bobby McFerrin

El sonido del sol – Michael Franti

Di hola – Michael Franti

Fiel a mí mismo – Ziggy Marley

Gratis – Donavon Frankenreiter

La vida es bella – Keb’Mo’

Si quieres cantar – Cat Stevens

El lado brillante del camino – Van Morrison

Cielo azul – La banda de los hermanos Allman

La luz del sol sobre mis hombros – John Denver

Estoy bien – El pequeño Anthony y los imperiales

No mires atrás – Mick Jagger y Peter Tosh

Gritar – Isley Brothers

Vivir el momento – Jason Mraz

Deja un comentario