es bueno escuchar musica mientras lees

Aquí ahora nos ponemos a leer el artículo “del tirón” ahora, avanzamos veloz, con toda la atención viable, vas a ver que te resulta mucho más simple si antes has analizado el artículo en las fases de pre lectura.

El resumen se efectúa mientras que lees y de ahí que puedes apoyarte en un sistema realmente útil que conté la semana anterior en este vídeo. Se habla del Procedimiento Cornell para efectuar resúmenes de manera rápida y muy sintetizada.

Estudiar con música o sin música, hete aquí la cuestión

La multitarea crea distracción y frecuentemente nos preguntamos de qué manera tenemos la posibilidad de prosperar la concentración en el estudio. No obstante, percibir música mientras que estudias provoca que tu cerebro entre en enfrentamiento, en tanto que debe extenderse en 2 acciones completamente distintas: retener el contenido de la materia y continuar el hilo de la música.

La memoria se basa en 3 puntos escenciales: lectura, atención y fijación. Si escuchas música mientras que estudias lo vas a hacer de manera mucho más superficial, ya que la memoria no se va a poder realizar con corrección.

II

Por alguna razón recuerdo la primera oportunidad que alguien, intentando de persuadirme de la calidad de una música, incluyó entre sus características que “era buena para leer”. El vendedor de la tienda de discos (!) me charlaba del álbum Martes, del bajacaliforniano Murcof, anunciado en 2002: su mezcla de música orquestal tradicional con glitches, o con lo que entonces se conocía como clicks & cuts, hacían, ciertamente, que el Martes pudiese ponerse en un primer o background perceptivo, según se quisiese, a la forma que lo explicaría alguien como Brian Eno. Se escribió bastante sobre las premisas del ámbito de este último, retrotrayendo sus influencias hasta el término de música de ameublement (o música de moblaje) de Erik Satie, así como lo elaboró hace cien años: La música de moblaje, afirma a Jean Cocteau en una carta, “crea una vibración; no posee ningún otro objeto; desempeña exactamente el mismo papel que la luz, el calor y el confort en sus formas…”. Se escribió bastante asimismo sobre la deriva Muzak de esa iniciativa y su defenestración como música de ascensor. Pero aquí no hablamos a ninguna iniciativa rigurosamente utilitaria: ni ascensor, ni industrial, como asimismo lo llamaba Satie, no ambiental –si bien las proposición de Eno sean las mucho más complicadas de este paseo. Charlamos de una composición (poética cinematográfica, según nuestras definiciones) en toda regla. De la puesta en un mismo chato de todos y cada uno de los signos predisposición.

Aquella vez acabé comprando el disco de Murcof, y si prácticamente veinte años después me prosigue resultando atrayente no es por la sencillez con la que puedo ponerlo en background, con lo que “no me estorbe ” (en cualquier caso sería mejor silenciarlo), sino más bien pues es alguna de las muchas proyectos que creo material fértil para la tarea creativa-compositiva que aquí defiendo.

¿Por qué razón no oír música mientras que se estudia?

1. Multitarea. Varios de ustedes va a haber oído charlar del anglicismo multitask, traducido en castellano como multitarea. Hablamos de un término que tiene su origen en el campo de la informática. Por multitarea comprendemos el desarrollo por el que se efectúan 2 o mucho más tareas o procesos al unísono.

El término multitarea se aplica en distintas puntos relacionados con la eficacia y el desempeño y, lamentablemente, se está transformando en una calidad apreciadísima en el planeta académico y empresarial. En lo personal, pienso que es un fallo.

Banda sonora El exorcista

https://www.youtube.com/watch?v=TXvtDm820zI

Disfrutas mi selección de música para leer y estudiar ?

Deja un comentario