es mejor estudiar con o sin musica

Si deseas integrar la música a tu vida de estudiante, o aun en el trabajo, lo destacado es continuar una sucesión de consejos clave:

  1. Lo primero es conseguir el género o géneros de música que te asista a concentrarte mucho más de forma fácil. Comienza por conocer música relajante, pero que tampoco te lleve a cabo dormirte. En Spotify puedes buscar listas de reproducción para estudiar. Vas a encontrar desde bandas sonoras de películas (sin letra) hasta música lo-fi.
  2. Otra cuestión esencial en el momento de integrar la música a nuestra rutina de estudio es comprender por qué razón dispositivo llevarlo a cabo. Lo aconsejable es emplear cascos o auriculares para progresar la aptitud de concentración. No obstante, existe quien le agrada mucho más usar la música como hilo de fondo. En un caso así, va a poder emplear gadgets electrónicos como el computador o un altavoz. Esto no va a ser tan efectivo por el hecho de que algún otro sonido va a poder descuidarte, pero todo es probarlo. Lo que sí no le aconsejamos es emplear la radio, por el hecho de que te distraerás con avisos y los locutores dando la entrada a las canciones.
  3. Es esencial que no estés mudando de canciones cada cinco minutos, o no te va a ser nada útil. De ahí que, si sabes que vas a tener una tarde intensa de estudio, prepárate una lista con canciones para concentrarte en que dure por lo menos 2 horas. De esta manera, solo deberás parar (o no) la lista en los reposos.
  4. Procura que la música que escuches no tenga letra, o posiblemente no logres el punto de concentración que buscas. Aun si no conoce la letra de la canción, puede ser una distracción para procurar comprender o oír lo que dicen. Escoge géneros instrumentales para asegurar que estés siempre y en todo momento concentrado.

¿Por qué razón no oír música mientras que se estudia?

1. Multitarea.

canción

Varios de ustedes va a haber oído charlar del anglicismo multitask, traducido en castellano como multitarea. Hablamos de un término que tiene su origen en el campo de la informática. Por multitarea comprendemos el desarrollo por el que se efectúan 2 o mucho más tareas o procesos al unísono.

El término multitarea se aplica en distintas puntos relacionados con la eficacia y el desempeño y, lamentablemente, se está transformando en una calidad apreciadísima en el planeta académico y empresarial. En lo personal, pienso que es un fallo.

Desvía el foco de atención

Como ahora entendemos, no todas y cada una la gente son multitareas. Esto quiere decir que ciertos tienen que procurar un ámbito libre de sonidos para enfocarse apropiadamente en lo que tienen que estudiar. Al fin y al cabo, la música no pasa inadvertida para el cerebro.

En el momento en que habituamos a percibir música mientras que estudiamos pasa un condicionamiento tradicional. Para resumir lo planteado, el tiempo de estudio se transforma en un estímulo acondicionado para las armonías. Lo que quiere decir que toda vez que vamos a estudiar sentimos la necesidad de poner música de fondo.

Música para tareas repetitivas

Antes de estudiarse como complemento al estudio, se ha empleado la música para procurar prosperar la eficacia en las factorías. Hallaron que para tareas repetitivas, previsibles y hastiadas, la música actuaba como un incitante para la cabeza, prestando asistencia a aguantar la monotonía.

Por esta razón, la memorización basándose en la reiteración puede verse favorecida por el ritmo de la música. Por poner un ejemplo, seguramente recuerdas canciones de tu niñez que estaban destinadas a estudiar.

¿Perteneces al conjunto de los que no tienen la posibilidad de estudiar con música?

Probablemente estas son tus causas:

  • Percibir música con letra reduce la concentración y absorbes menos información.
  • La música a prominente volumen puede ser molesto y reducir tu entendimiento de lectura y concentración.
  • Ocupar la música como herramienta mnemotécnica puede ser contraproducente para rememorar conceptos en condiciones de silencio.

Deja un comentario